sábado, 15 de agosto de 2009

De esto se preocupan los legisladores antes de privilegiar la participación y la democracia

[caption id="attachment_82" align="alignleft" width="260" caption="La misma foto con la que se daba la noticia en la pagina oficial de la camara"]La misma foto con la que se daba la noticia en la pagina oficial de la camara[/caption]

El miércoles durante la tarde, mientras escribía el artículo publicado anteriormente donde les comentaba un poco sobre el egoísmo de los políticos al rechazar la reforma constitucional que pretendía limitar su periodo de reelección a dos solamente, comencé a buscar fotos para poner en la publicación y mientras hacía eso me encontré con la pagina principal de la Cámara de Diputados, la que ignoraba y le bajaba el perfil a la noticia del rechazo a la ley comentada anteriormente y daba un gran título a la ley que había sido aprobada hace pocos instantes:  “Cámara de Diputados: fiscalizamos, legislamos y representamos – Cámara aprueba proyecto que endurece penas contra quienes participen en desordenes en la vía pública”

El boletín numero 4832 enviado por el ejecutivo establece “que, entre otras materias, penaliza con 3 años de cárcel a quienes provoquen desmanes con sus rostros cubiertos y presume responsables de las manifestaciones a quienes hayan llamado, a través de los medios de comunicación o por cualquier otro medio, a reunirse o manifestarse.

La votación fue de 42 votos a favor y 29 en contra. El texto retornará al Senado, a tercer trámite, luego de que la Cámara le introdujera modificaciones.

Tras la votación, diputados socialistas, PPD y radicales, anunciaron en la Sala que recurrirán a la Corte Interamericana de Justicia porque el artículo 4, que presume responsables de los desmanes a los convocantes de una manifestación, contraviene las disposiciones de la Convención Americana de Derechos Humanos, conocida como Pacto de San José de Costa Rica.

El proyecto hace solidariamente responsables a los organizadores y convocantes de toda reunión o manifestación pública a realizarse en plazas, calles u otros lugares de uso público, de los daños que los participantes causen, a menos que hayan adoptado todas las medidas razonables para evitarlos.”*

Después de leer esto, he quedado totalmente preocupado y nuevamente indignado con estos personajes que se autodenominan autoridades y representantes, ya que queda en evidencia su verdadero interés. En vez de preocuparse por aumentar la participación de la ciudadanía en el proceso democrático y reforzar la representatividad, se están preocupando de aprobar legislaciones totalmente antidemocráticas, que incluso vulneran los Derechos Humanos. ¿Esto se llama democracia?

Otra impresión más grande, pero no impensada, me la lleve al ver que los mismos que votaron en contra de la reforma constitucional de la que les hable en la publicación anterior, esta vez votaron a favor de esta ley totalmente dictatorial.

Para cerrar esta pequeña reflexión del día solo me gustaría nuevamente hacer referencia, pero ahora enfatizarlo mucho más, al poder que debemos tener nosotros como sociedad para exigir ser representados de buena manera y esto lo debemos demostrar de maneras claras y concretas. Creo que después de la aprobación de esta ley ahora saldré con muchas más ganas a la calle a exigir que nuestros derechos sean cumplidos, porque este tipo de leyes no las debemos reconocer, no debemos reconocer leyes que nos impiden manifestarnos y que no nos representan.

Por último solo repetir algunas palabras de mi publicación anterior: “nuestro deber, como Chilenos, como miembros de la sociedad, es presionar para lograr la creación de una Asamblea Constituyente y que así, todos podamos construir el futuro de nuestro país, sin necesidad de que un par de ancianos que llevan toda su vida en el poder, tengan la posibilidad de decidir si nosotros participamos o no dentro de los procesos políticos. Toda la sociedad debe estar presente dentro del desarrollo de los procesos políticos y para eso no se necesitan representantes, solo se necesita la reacción de toda una sociedad que presione para obtener un verdadero cambio.”

*textualmente sacado del documento oficial emitido por la oficina de prensa de la Cámara de Diputados de la República de Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!