viernes, 21 de agosto de 2009

Partidos políticos y juventud: ¿el desgaste de la democracia?

[caption id="attachment_92" align="alignleft" width="357" caption="Aquí esta uno de los proncipales conflictos de los congresistas: no les conviene que se potencie el voto y la participacion de los jovenes en politica"]Aquí esta uno de los proncipales conflictos de los congresistas: no les conviene que se potencie el voto y la participacion de los jovenes en politica[/caption]

Dentro de este último tiempo he estado viendo de cerca el tema de los partidos políticos, pero ahora me gustaría tocar un par de temas que son poco considerados a la hora de hablar de política, participación juvenil y niveles de percepción de los jóvenes.


Hace un par de días me enteraba por la prensa de una serie de estudios, cuyos resultados resumidos en una sola palabra, los podríamos calificar de preocupantes. Estos estudios fueron realizados a jóvenes de diferentes países como Francia, España, Alemania, Israel y Brasil y tratan sobre la percepción que tienen los jóvenes y adolescentes sobre la eficacia democracia.


En los países anteriormente nombrados, en los jóvenes entre 14 y 18 años se da una tendencia casi general a declararse absolutamente descontento y desconforme con la democracia, incluso, en su mayoría, piensan que la democracia ha fallado y se necesita un modelo más autoritario y dictatorial para poner las cosas en su lugar, sin tener representantes.


Lo de los representantes también es un concepto a analizar, ya que estos mismos estudios nos dicen que estos jóvenes creen que el sistema de representatividad a través de los partidos políticos ha fallado, por lo que se piensa en la solución más radical.


Es ahí donde yo me pregunto, ¿en qué momento habrá estado la historia de estos países, que se descuido el enseñar a los niños y jóvenes en gran valor de la democracia? ¿Por qué estos jóvenes pensaran que la única solución son los regímenes autoritarios y no un sistema democrático donde gobierne verdaderamente el pueblo?


En fin, creo que es un grave conflicto que la población más joven de estos países piense que es mejor el autoritarismo que la democracia. Muy preocupante.


Por suerte, en Chile aun esta situación de disconformidad no se ve reflejada en un pensamiento tan cerrado entre la juventud, a pesar de que algunos escritores  cientistas políticos hacen análisis casi apocalípticos que nos dicen que la posibilidad de que los jóvenes chilenos en unos años más comiencen a pensar este tipo de cosas no está muy lejana. Frente a esto, creo que por lo menos aun tenemos el tiempo de valorar aun más el sistema ‘democrático’ chileno y también nos queda la gran oportunidad de hacer de este país un país mucho más democrático a través de la creación de una constitución democrática verdadera, que haga que todos los chilenos la valoremos realmente. Pero aun así, creo que no sacamos nada con comenzar a valorar nosotros la democracia y a crea una nueva constitución democrática si no tenemos la posibilidad, desde ahora, de comenzar a educar y a concientizar a los niños, desde pequeños, el valor de la democracia.


Creo que en Chile el fenómeno de desprecio por la aplicación de la democracia y por el desempeño de los partidos políticos solo se ve reflejado a través de la poca participación de la juventud en los diferentes procesos políticos. De este tema creo que podre hablar de forma más profunda algún día cuando escriba sobre el sistema electoral chileno, pero solo me gustaría hacer alusión a que una de las trabas mas grandes que existen en Chile hacia la participación de los jóvenes en la política, es el interés de los mismos miembros de las grandes cúpulas políticas en que los jóvenes no participen y no puedan aportar al proceso, ya que no les conviene. Leyes como la de inscripción automática y voto voluntario, junto con la ley que rebaja la edad para tener derecho a voto, son leyes que estas cúpulas no miran con buenos ojos, ya que desestabilizan su sistema de control social.


Además y para terminar, creo que tampoco es un gran descubrimiento de mi parte el comenzar a meditar porqué en nuestro país aun no se ha llegado a esa opinión entre los jóvenes, ya que creo que automáticamente, teniendo yo 17 años, pienso que la democracia es lo mejor que existe antes del totalitarismo y se me viene automáticamente a la mente la imagen del acecino de Pinochet.


A pesar de todas las conclusiones apocalípticas que podría sacar al culminar esta publicación, la que quise hacer lo más corta posible, me he propuesto ser positivo en este tema. Espero que podamos concientizarnos y pensar sobre la importancia de la democracia, para que así podamos valorarla y buscar soluciones para evitar terminar en situaciones como las que viven hoy en día un conjunto de países donde la gente no solo perdió la confianza en los partidos políticos, sino que perdió la confianza en la democracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!