domingo, 1 de noviembre de 2009

Paro de profesores y la reacción del gobierno: ¿una joda para videomatch?

“Este paro ya no compromete solo la dignidad de los profesores, sino que está comprometiendo indirectamente la dignidad de nosotros los estudiantes, los cuales día a día nos sentimos atropellados por la negativa del gobierno a reconocer la deuda”

Yo, Isaac Gajardo, ejerciendo la vocería del Gobierno estudiantil del Liceo de Aplicación en entrevista a ADN Radio

[caption id="attachment_247" align="aligncenter" width="400" caption="Conferencia de prensa de Jaime Gajardo, anunciando que el paro de profesores continuará"]asambleoct7[/caption]

Definitivamente esto ya parece “una joda para videomatch”, como dirían por ahí unos amigos, porque este viernes el gobierno nuevamente se negó a conversar con los profesores sobre la deuda histórica. La reunión era esperada por todos, ya que los profesores llevaban el planteamiento de conversar y llegar a soluciones lo más pronto posible. Definitivamente, ni al gobierno, ni a los profesores, ni a los alcaldes, ni a los estudiantes nos conviene que el paro continúe.

El paro a todos nos perjudica y creo que eso es lo que no entiende el gobierno y los ministros, quienes se han empeñado en hacer creer que a los únicos que perjudica este paro es a ellos, utilizando a los estudiantes como “tema central”. Lo malo es que la población común y corriente se deja llevar por ese tipo de cosas y por recursos como “la ciudadanía cree que el paro es malo” y otras frases estratégicamente utilizadas en la prensa que lo único que pretenden es ‘lavar el cerebro’ de los televidentes, lectores o radio escuchas.

Los ministros y autoridades se han negado a conversar de la deuda histórica, siendo que ya saben la postura de los profesores: “mientras no haya una clara oportunidad de conversar seriamente sobre la deuda histórica y el gobierno la reconozca, el paro no termina”. En simples palabras, los culpables de que este conflicto aun no termine y que día a día veamos que esto  se convierte en una ‘teleserie sin fin’, como lo decía en mi publicación anterior, son específicamente los mismos que critican la decisión de los profesores de seguir en paro: las autoridades del gobierno.

Solo es cosa de mirar cuando este sábado se supo que el paro de profesores continuaba el gobierno en vez de hacer un llamado a continuar el dialogo, para llegar a una solución lo más rápido posible, opto por los recursos de dominio comunicacional como la frase mencionada anteriormente y otras frases que vistas por cualquiera, son nuevamente amenazas y agresiones contra el gremio. Nuevamente el gobierno demuestra que la dignidad de los profesores les importa un rábano.

Jaime Gajardo, el Presidente Nacional del Colegio de Profesores ante estas declaraciones, solo mostro su completo repudio declarando que "creo que son desafortunadas las opiniones, porque lo único que buscan con esto es descalificar, enlodar, seguir tratando de dividir a nuestro movimiento".

Ante esto, solo reflexiono y pienso que si el gobierno no cambia su postura frente a esta situación, este problema se irá agudizando mucho más, porque aunque se quiere hacer creer a la población que los profesores movilizados son una minoría, lamentablemente en la vida real eso no es tan así. Hoy se encuentran muchos colegios verdaderamente paralizados por este tema y solo se hacen turnos éticos. Pero por supuesto que a las autoridades del gobierno les dará lo mismo que el paro continúe, ellos solo lo ven como un problema político, porque ninguno de sus hijos esta en un colegio municipal.

La encrucijada

Hoy, tanto los profesores como el gobierno, se han dado cuenta que se encuentran en una encrucijada. Si los profesores deciden bajar su movilización esto sería visto como un triunfo del ejecutivo, quienes definitivamente no reconocerían la existencia de la deuda histórica. Pero si el gobierno decide ceder también demostraría que ante las presiones es ‘débil’.

Con este escenario donde ninguno de los dos actores principales está dispuesto a ceder, el tema se complica aún más que antes y se seguirá complicando mucho más con el paso de los días. Pero cuando vemos las dos caras de la moneda, personalmente me inclino por una y me pregunto ¿a caso el gobierno no se dará cuenta que el ceder ante las demandas de los trabajadores no es perjudicial?

Por su puesto que en el sistema en el que nos encontramos, que aunque muchos se rían o no lo quieran reconocer, está hecho en base a la explotación laboral, cuando el gobierno cede a las demandas de los trabajadores es visto como algo totalmente abominable y una acto de completa debilidad, pero ¿será tan abominable si lo que piden es justo?

Isaac Gajardo©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!