miércoles, 18 de noviembre de 2009

Resultados del Simce y el análisis de las cifras



“Avi una bes”

Esta frase y con esas mismas faltas ortográficas se presentan en reiteradas oportunidades según los resultados lapidarios del Simce de Escritura 2008, que acaba de salir hace unos días atrás, donde las cifras nuevamente muestran algo que es conocido por todos: que existe una brecha indignante entre niños de familias pobres y ricas. No puede ser que la mayoría de niños de escasos recursos, estando en cuarto básico aun no sepan redactar pequeños textos utilizando los contenidos básicos que ya se deben saber aplicar en este año de enseñanza.

La medición, que dio a conocer el Ministerio de Educación, estableció un puntaje promedio de 50 puntos, de 100 puntos que contenía la prueba como máximo, algo bastante mediocre. El nivel alto alcanzó 57, el bajo 46 y el medio bajo 47.

En el desglose por nivel socioeconómico sólo el 12% de los alumnos de nivel bajo alcanza un nivel avanzado de escritura, en el intermedio un 33% y la mayoría se ubica en el nivel inicial con un 55%. Como muestra un botón del tipo de producción de estos menores, donde comenzaban la típica narración de cuento con un...”Avi una bes (había una vez)”.

Mientras, observando las cifras del estrato más alto, el 52% de los niños está dentro del nivel avanzado, mientras sólo un 13% en el inicial y un 35% en el intermedio.

Cifras nuevamente impactantes para muchos, pero que para mi resultan indignantes y absolutamente predecibles, porque nuevamente demuestran la ineficacia de un sistema educacional que creemos que educa, pero verdaderamente solo enriquece a unos pocos con los dineros de todos los chilenos.

Las causas


Al momento de buscar culpables, el gobierno ha apuntado sus dardos hacia los profesores, nuevamente como una estrategia mediática aprovechando que los profesores se encuentran en paro, pero a mí me gustaría llegar a la verdadera causa que creo que es lo mas importante y lo que ninguno de los gobiernos de la concertación, ni menos el de Pinochet, han sabido solucionar: el problema de la calidad de vida.

Aunque suene bastante incoherente en primera instancia, les pido que piensen bien y se darán cuenta que es aplicable el tema de la calidad de vida como causa principal de que los niños de escasos recursos estén obteniendo bajísimos resultados. La desigualdad en Chile ya no da para mas, aunque muchos la quieran esconder.

La calidad de vida, en especial en el primer tiempo de la vida del niño (o incluso aun mas, desde que esta en el vientre materno), es muy importante para facilitar la capacidad de comprensión que tendrá el niño en el futuro. Es por eso que cuando vemos la cantidad de pobreza que existe en nuestro país y como esta se ve reflejada en una mala alimentación, la mala salud, a veces hacinamiento, entre otros factores que tienen que ver con la mala calidad de vida, sumado al pésimo sistema de administración educacional y la baja reputación de la profesión docente, creo que no nos deberían impresionar tanto estas cifras.

En conclusión, el gobierno lo que está haciendo al culpar a los profesores del fracaso del Simce es desligarse de los grandes problemas sociales que existen en Chile, que son los verdaderos culpables de que hoy la calidad de la educación este así. Si bien hay que reformar el sistema educacional urgentemente, junto con esto, hay que validar la profesión docente y aumentar notablemente la calidad de vida de las familias más pobres y de la denominada “clase media-pobre”, que es simples palabras son pobres igual que los demás.

Es impresionante ver como el Seremi de Valparaíso, haciendo el análisis de los resultados de su región, que saco 42 puntos, muy debajo de la media del país que fue 50 puntos, en un máximo de 100 puntos, destacó el hecho de que entre el Nivel Avanzado e Intermedio “la región registró un 62 por ciento de los puntos, lo que es muy bueno”.

Aseveró que con relación al segmento Avanzado se deduce que “allí se ubican los estudiantes con alto capital cultural; con padres profesionales y con mejores recursos económicos”.

Por ello es que “el desafío para esta Seremi es mejorar el sistema de aprendizaje desde primer a cuarto medio, especialmente en los establecimientos con menores recursos, como los municipales”.

Absolutamente descaradas las declaraciones del Seremi, quien clasifica una cifra de este tipo como “muy buena”, y para que hablar de las declaraciones de la Ministra Vocera del Gobierno, Carolina Toha, que aseguro que el problema de los reiterados paros de los profesores era una gran causante de esta abrumadora cifra. Lo malo es que no analiza el interior: mientras en Chile siga habiendo desigualdad de oportunidades, mala calidad de vida de la clase pobre, mal prestigio de la profesión docente y un sistema en el que lucrar esta por sobre el educar, no tenemos para que seguir analizando mas Simces, porque todos nos llevaran a las mismas conclusiones.

Isaac Gajardo©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!