miércoles, 30 de diciembre de 2009

Movimientos sociales en Chile durante el 2009 y Partidos de Izquierda

[caption id="attachment_287" align="aligncenter" width="448" caption="Una de las movilizaciones que mas nos mantuvieron atentos este año: el Colegio de Profesores. Nadie niega la legitimidad de su movilización, pero esperaremos a ver que ocurre este 2010"][/caption]

Cuando me propuse escribir sobre esto, estaba bastante preocupado, porque mis buenas relaciones con personas que pertenecen a las fuerzas de las que hablare hoy se pueden ver afectadas después de algunas cosas que diré a continuación. Al final me decidí porque como siempre lo hago, escribo lo que creo de verdad y no me callo frente al temor de que mis relaciones políticas se puedan romper.

El espectro para poder hablar es muy amplio, pero intentare ser lo mas sintético posible. Hablar de los movimientos sociales que han resaltado durante este año nos fija automáticamente en las movilizaciones que nos tuvieron a todos pendientes: el Colegio de Profesores, los trabajadores de CODELCO, los empleados fiscales y los trabajadores de la salud. Todas estas movilizaciones pidiendo reivindicaciones netamente monetarias.

Me gustaría hacer un paréntesis también para referirme a la situación de “letargo” que adoptamos los estudiantes este año, pero hay un dicho que dice “detenerse un poco es bueno, para después retornar con mucha mas fuerza el camino de la lucha”. Ojala eso explique el poco movimiento que hubo este año en términos de movilizaciones y organización estudiantil, entendiendo que históricamente los estudiantes hemos sido actores importantes dentro de procesos de cambio social, luchando con conciencia por temas que no tienen que ver con reivindicaciones monetarias, sino que causas sociales.

Pero lo que me llamo mas la atención de los movimientos sociales, o mas bien sindicales, que pudimos ver exigiendo lo que ellos consideraban justo es la necesidad monetaria, si no hay dinero de por medio no se movilizan.

Los movimientos sindicales en Chile se han dedicado por años a luchar por reivindicaciones cortoplacistas y no por causas de fondo que no tienen que ver con dinero. Es ahí donde me surge la gran idea de preguntarme “¿cuáles son las cúpulas de estas organizaciones que solo luchan por dinero?” y como siempre me auto-respondo: “La gran mayoría del Partido Comunista”, partido denominado como de izquierda, que hace unas semanas atrás han obtenido sus primeros tres cupos en el congreso después de 30 años, amparándose en el mismo sistema que han criticado, el Sistema Binominal.

Lamentablemente no se si el Partido Comunista de Chile estará dispuesto a tratar los temas que creo que son de vital importancia y que no tienen que ver con dinero ahora que han llegado al parlamento producto de pactos turbios con la coalición de gobierno, la Concertación. Ahora pienso que no se si sea bueno tener al PC controlando las cúpulas de los actores sociales del país. No se si será bueno tener al PC en Centros de Alumnos, sindicatos, federaciones u otras organizaciones que son la base del poder popular.

Cuando escucho decir hipócritamente “la izquierda ha llegado al parlamento” eso solo me causa una risa y ganas de golpear a las personas que lo dicen. ¡Señores! Démonos cuenta que una izquierda con tres representantes en una cámara de 120 nunca podrá hacer nada mas que seguir pactando para acomodarse al actual sistema. La construcción de una verdadera fuerza de izquierda no comienza con los dirigentes de un autodenominado “partido de izquierda” acomodados, comiendo como cerdos y ganando dinero desde sus asientos en Valparaíso a costa de los impuestos provenientes de la explotación de los trabajadores de Chile. No permitamos que nos engañen mas.

Debemos terminar con este sentimiento de “la buena voluntad”, porque así no llegaremos a ninguna parte. Lamentablemente las cúpulas del PC y de los partidos que en algún momento se han denominado de izquierda han caído en la comodidad hacia el actual sistema neoliberal heredado de la dictadura.

Para forjar verdaderos movimientos sociales que no solo centren su atención en el dinero y en las reivindicaciones monetarias es necesario crear la conciencia desde las bases del movimiento, no desde las cúpulas políticas. Como ya lo he dicho en oportunidades anteriores el trabajo comienza desde esos mismos sindicatos, Centros de Alumnos, Federaciones y organizaciones sociales que hoy son dirigidos por esta izquierda camuflada para encajar en el actual sistema. Debemos crear una nueva fuerza que sea capas de dirigir en conciencia, un verdadero movimiento social para el país, que no se camufle en nada y que exija cambios sociales concretos y no mas pactos ni promesas que no se cumplirán.

Este 2010, año del “bicentenario”, espero que se comience a comprender eso y que todos juntos podamos comenzar a trabajar por un verdadero movimiento para los trabajadores y el pueblo de Chile.

Isaac Gajardo©

*Contacto, comentarios, denuncias o reclamos en www.twitter.com/esopino

sábado, 26 de diciembre de 2009

El “mea culpa” después de las elecciones en Chile



“Los multimillonarios no pueden marcar el futuro del país, ya que ellos no tienen interés alguno en las prioridades de esta nación, sino sólo en sus intereses personales y egoístas. El futuro del país debe ser forjado por un pueblo conciente de su condición y que no olvide su pasado.”

Como ya se habrán dado cuenta, solo hace bastante tiempo atrás escribí sobre la actualidad política y las elecciones presidenciales y eso no es porque crea que no es importante, sino porque al igual que muchos no me siento incentivado por estos caballeros hipócritas que salen en televisión mintiéndole a la gente.

Hoy he decidido escribir con el corazón sobre las elecciones, para plantear algo que desde hace mucho tiempo vengo planteando en mi twitter, pero que en los 140 caracteres máximos no puedo dar una explicación a la idea planteada.

En el twitter he planteado la posibilidad de que en base al análisis de los resultados de las elecciones del domingo 13 de diciembre de 2009, podamos hacer un mea culpa sobre que incidencia tenemos todos en los resultados obtenidos por la “coalición por el cambio”, grupo de derecha que para mi resulta triste recocerlo, pero son los que han ganado en términos de votación popular.

Todos saben mi postura reconocida contra la derecha, pero también he declarado en este ultimo tiempo con mucho mas énfasis mi rechazo al sistema político-partidista chileno en general, que esta hecho en base a un orden establecido por la dictadura. Ya seria suficientemente repetitivo explicar por qué siempre digo que Chile aun continua en transición a la democracia y no hemos logrado establecernos como un país democrático. Se necesita una nueva constitución que verdaderamente le entregue el poder de decidir a la gente y no a la cúpula de políticos-empresarios que hoy dominan por completo al país.

Cuando el domingo 13 tuve la oportunidad de acceder a los resultados, donde Eduardo Frei (candidato de la desgastada concertación) y Sebastián Piñera (candidato de la hoy dividida derecha) pararon a segunda vuelta, me di cuenta de una cifra que es necesario que analicemos. Se trata del triunfo por mayoría simple de Sebastián Piñera, para los que leen esto y no son de Chile, el triunfo parcial del sector que apoyó incondicionalmente a la dictadura de Pinochet.

Después de ver el alto porcentaje obtenido por el candidato de derecha y el los resultados de la votación en cada comuna, me doy cuenta que la derecha se ha posicionado de manera impresionante de los sectores populares, ya que obtienen grandes resultados en las comunas mas pobres del país. En los mismos sectores donde la dictadura, apoyada por la derecha, acecinó, reprimió y torturó. En las elecciones del domingo 13 los chilenos sumidos en el olvido votaron por los cómplices y defensores de la dictadura.

Es ahí donde me impresiona el olvido que se ha producido. Todos hemos permitido que la derecha, que hoy domina la educación social de las masas a través de los medios de comunicación, haga que el pueblo chileno olvide su pasado. Con dolor tenemos que reconocer que de eso todos somos culpables.

Quizás por los traumas heredados de la represión vivida en la dictadura o por motivos que desconozco, la generación conciente que hoy es adulta ha perdido la capacidad de educar socialmente en los sectores populares, es por eso que frente a este escenario, frente a unos adultos sumidos en los traumas de la dictadura, nosotros los jóvenes (no tan solo de edad, sino que con ideas jóvenes) debemos ser capaces de formar un nuevo referente de educación social y cultural que reconozca los errores que se han cometido y logre potenciar una verdadera conciencia de clase, así nos evitaríamos la triste situación de que el pobre (explotado) vote por un rico (egoísta y explotador). Y eso no lo digo tan solo por Sebastián Piñera, porque la Concertación también se ha encarado de fortalecer el sistema de libre mercado y de explotación que hoy se ve en Chile.

Los jóvenes somos los que debemos pensar en el presente y comenzar a forjar un referente que rompa con los esquemas discriminadores y dictatoriales del sistema político actual.

Isaac Gajardo©

*recuerden que desde ahora comentarios, criticas, contactos o lo que ustedes quieran realizar, las pueden hacer en mi twitter: www.twitter.com/esopino

martes, 22 de diciembre de 2009

Resultados de la PSU: se los dije

[caption id="attachment_281" align="aligncenter" width="300" caption="La Prueba de Seleccion Universitaria es un gran negocio"][/caption]

No me gusta reconocerlo de esta forma, pero creo que como un acto mas, que muchos miraran como de egocentrismo, tendré que decir: se los dije. El mes pasado realice dos publicaciones con una serie de análisis de los resultados del Simce y PSU,

ademas de esbozar otros factores que inciden en la tan mencionada “brecha educacional”. Esta vez solo me gustaría comentar de manera rápida los resultados de la Prueba de Selección Universitaria que fueron publicados este lunes 21 de diciembre.

Ya no hay mas que decir, de un año para otro la denominada “brecha educacional” entre colegios públicos y privados no iba a cambiar, y menos cuando el gobierno se niega a hacer los cambios que por años los estudiantes hemos exigido. Con los recientes resultados de la PSU quedó de manifiesto que, aunque se ha estancado, la brecha educacional continua siendo uno de los principales problemas de acceso a la universidad para los jóvenes con menos recursos.

De los resultados de esta PSU se obtiene que la brecha entre los colegios privados y públicos en matemáticas asciende a 144 puntos, siendo la misma que el año anterior, y en lenguaje y comunicación esta cifra aumenta dos puntos, situándose en una brecha de 134 puntos.

Nadie niega los esfuerzos realizados por el gobierno para crear un sistema eficiente y justo de becas y créditos para que todos los jóvenes tengan acceso a la universidad. Aunque por su puesto que hay injusticias que permanecen, se han hecho grandes esfuerzos por intentar disminuir de manera notable la cifra de jóvenes que no entran a la universidad por motivos monetarios, pero definitivamente de lo que se han olvidado las autoridades es que no basta tan solo con las becas y los créditos para los jóvenes de menos recursos, porque si a estos jóvenes no les da el puntaje suficiente como para postular a una universidad, de nada valdrán los créditos y becas que les proporcione el Estado. Es algo básico.

Ayer la ministra de educación, Mónica Jiménez, ante la prensa reconoció que “esa brecha (entre pobres y ricos) tiene que ver con factores que van mas allá de la escolaridad”. Por su puesto que eso es cierto, aunque me impresiona que recién la ministra se venga a dar cuenta de eso. Hace mucho tiempo atrás he venido planteando que, si bien hace falta cambiar el sistema educacional para hacerlo mas eficiente, la atención principal para obtener mejores resultados en este tipo de pruebas se debe focalizar en la calidad de vida de los jóvenes con menos recursos y como una visión casi apocalíptica, si no se hace eso siempre tendremos con nosotros esa desgraciada brecha que separa a los pobres de una educación superior y de un futuro mejor.

Para finalizar esta seguidilla de declaraciones que mostraban a las autoridades felices por el estancamiento de la brecha educacional, cosa que resulta bastante patética, impresionante y mediocre, el Seremi Metropolitano de Educación declaró que “establecimientos públicos como el Instituto Nacional muestran la mejoría impresionante que ha tenido la educación publica en el ultimo tiempo”, pero cuando escucho esto me asalta el espanto ¿cómo el Seremi puede catalogar al Instituto Nacional como un colegio publico del montón? Definitivamente el Instituto Nacional no muestra la verdadera cara de los colegios públicos. La educación publica esta en decadencia y las autoridades nuevamente quieren ocultarlo focalizando su atención en los denominados Liceos Emblemáticos, los que definitivamente no representan la realidad del país.

Por ultimo solo terminar comentando que todas las historias de jóvenes de escasos recursos que obtuvieron puntajes nacionales, resumen la dependencia de estos a los preuniversitarios (privados), los cuales lucran de manera descarada con el interés de los jóvenes por llegar a la universidad, amparándose en el sistema de libre mercado, en donde si quieres obtener buenos resultados, estas obligado a pagar una gran suma de dinero para entrar a uno en donde te entrenen para dar una prueba que hoy en día para lo único que sirve es para seguir lucrando con los resultados y para discriminar a los jóvenes mas pobres, que al no poder costearse colegios privados y un preuniversitario costoso, obtienen resultados desastrosos en la prueba.

Isaac Gajardo©

viernes, 11 de diciembre de 2009

¿Qué votar en las elecciones del domingo? ¡Asamblea Constituyente!

[caption id="attachment_277" align="aligncenter" width="510" caption="A rayar por la Asamblea Constituyente. No importa por quién votes"][/caption]

Este domingo 13 de diciembre, en Chile se desarrollara un proceso eleccionario que pretende renovar la totalidad de la Cámara Baja del Congreso  y la mitad del Senado, además de escoger al Presidente de la República, el que en conjunto con su coalición deberá regir en el poder ejecutivo del Estado durante cuatro años.

Para poder analizar esto y llegar donde pretendo me referiré exclusivamente a las candidaturas presidenciales.

Los que han visto el titulo y han comenzado a leer ya deben estar esperando que les diga por quién votar para luego emprender sus criticas, porque reconozcamos que todos tenemos alguna afinidad con alguno de los cuatro candidatos, pero hoy me he propuesto escribir estas líneas no para hacer propaganda a ninguno de los cuatro, sino que para llegar a una conclusión.

Este 13 de diciembre todos los chilenos votaran por el candidato que crean correcto, ha habido bastante tiempo para que todos mediten sobre cual candidato creen que es mejor para gobernar Chile y ya no voy a venir a tocar ese tema que a todo esto está bastante manoseado. Pero hay otro tema que no se ha tocado en profundidad y que solo ha sido nombrado superficialmente por algunos de los candidatos, la nueva constitución.

En este momento donde la etapa de transición a la democracia aun no ha terminado porque se encuentra en vigencia el vestigio más poderoso de la tiranía, esa tiranía acecina y cobarde que impuso todas las restricciones que sufrimos hoy en día para desarrollarnos como seres republicanos, democráticos, consientes y colectivos tiene una base fundamental, impuesta también en 1980 con una Constitución, la Constitución de la dictadura.

A pesar de que el 2006, con la mejor de las intenciones, el presidente Ricardo Lagos dio un paso para actualizar la constitución, solo consiguió actualizarla, pero aun continúa siendo el vestigio principal de ese oscuro momento por el que paso Chile.

Creo que la única forma de llegar a una sociedad donde se respeten los valores democráticos y todo lo que ello conlleva es a través de una nueva constitución. La creación de una nueva constitución. Pero definitivamente esta constitución debe estar hecha en base a la representatividad de todo el pueblo chileno, para que todos la podamos sentir como propia. La constitución es la descripción y definición de cómo se rige el país, es por eso que si todos queremos sentirnos parte de éste, se debe elaborar una constitución con la cual todos nos sintamos representados. Recién con eso, podremos decir que hemos comenzado el fin de la transición y ya no veremos más al Chile de la dictadura y sus consecuencias, sino que nuestra visión será de presente, de un Chile democrático y renovado.

Lamentablemente la propuesta para lograr que todo el pueblo chileno decida si quiere una nueva constitución no ha sido aceptada por ninguno de los sectores políticos que hoy gobiernan Chile (la Concertación y la Derecha), ya que estas personas se encuentran en una posición de comodidad de la que no les conviene salir. Harán muchas elecciones mas, pelearan sobre los mismos temas por muchos años más, pero si el mismo pueblo no presiona, los estatutos que rigen la nación, estos estatutos que hacen que en Chile aun queden los restos de la dictadura, no cambiaran.

Definitivamente debemos aprender a exigir mediante métodos concretos la creación de una nueva constitución mediante una Asamblea Constituyente. El llamado es a los ciudadanos que este domingo acudirán a las urnas a votar, para que manifiesten su intención de crear una nueva constitución. Esa manifestación no alterara su decisión, es decir, pueden votar por el candidato presidencial que crean necesario, pero debajo de su voto válidamente emitido, solo en una esquina pueden escribir “¡Asamblea Constituyente!” y solo con eso estarán ayudando a que los acomodados por la dictadura (los políticos) se den cuenta que es necesario terminar este proceso de transición y comenzar un nuevo camino democrático para Chile.

*esta idea pretende abordar a todos los ciudadanos, para que no importando por qué candidato presidencial voten ese día, puedan manifestar su intención de una nueva constitución sin necesidad de alterar su voto.

Isaac Gajardo©

sábado, 5 de diciembre de 2009

El legado de Víctor Jara


Desde la mañana del jueves 3 de diciembre hasta la tarde del sábado 5 se realizo después de 36 años el velorio del cantautor chileno Víctor Jara, acecinado en la dictadura de Augusto Pinochet, en el año 1973.

Después de torturado, masacrado y cobardemente acecinado, Víctor fue enterrado, al igual que muchas de las victimas de la dictadura, de forma ilegal por su esposa y sus dos hijas. Sin velorios ni ceremonias, sin que sus compañeros se enteraran, sin que el pueblo chileno se enterara.

Hoy, después de 36 años se realizo el velorio y posterior entierro de este gran artista, con actos culturales que comenzaron el jueves 5 y se extendieron durante todo el día viernes ininterrumpidamente hasta el sábado, donde los restos de Víctor fueron trasladados al Cementerio General de Santiago en medio de la compañía de su pueblo. Más de 6 mil personas participaron del acto final de despedida, sin contar a todos los que llegaron a despedirse de él durante los días en los que estuvo su cuerpo en el Galpón Víctor Jara, ubicado en la céntrica Plaza Brasil en Santiago.

Se vivieron días bastante emotivos por allá, incluso este viernes por la mañana estando presente ahí, me toco observar la emotiva visita de la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, la que en su discurso final emitió un llamado a continuar en la búsqueda de justicia y verdad para Víctor Jara y todas las victimas de la dictadura, que en mi opinión somos todos, porque somos victimas de un sistema implantado en la dictadura y sostenido por las cúpulas de poder que heredaron los traumas de este oscuro momento de la historia chilena, cúpulas que incluso ella representa en su papel de defensora de una constitución dictatorial.

Podría decir muchas cosas sobre el papel que jugo Víctor Jara para la cultura popular chilena y latinoamericana, para esa cultura popular que luego con su ejemplo se alzo para derrocar las dictaduras potenciadas por Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XX en la lucha por imponer el libre mercado en el continente, pero en esta oportunidad me gustaría abordar un tema de fondo que retumba en muchas personas aun cuando escuchamos hablar de las victimas de la dictadura: el olvido.

Se que muchos de los que saben que solo tengo 17 años automáticamente en su bloqueada mente (no porque ellos quieran sino que una herencia de la represión es ese bloqueo) pensaran que yo no tengo porque hablar de esto, si yo no viví en ese tiempo. Por su puesto que no viví en este tiempo, a veces me alegro por eso, pero creo que no existen dueños de la historia. Todos somos parte de la historia y las consecuencias de lo que paso en ese momento nos afectan hoy en día a todos los que vivimos en este país llamado Chile. Es por eso que me siento parte de esto y tengo el derecho a tener una postura y poder expresarla.

Definitivamente la asistencia y las reacciones de todas las personas que participaron o que observaron esta situación demuestran algo que a muchos de los que aun continúan en el poder les ha impresionado. Mientras no haya justicia el pueblo chileno se niega a dar vuelta la página.

La asistencia demostró que el pueblo no olvida los grandes crímenes que se cometieron en este periodo. Los chilenos repudiamos el golpe de estado y también repudiamos sus consecuencias, es por eso que no podremos olvidar este momento de la historia nunca. Muchos han querido dar vuelta esta página en la historia de Chile, pero lo que ocurre hoy es un símbolo para decirles a estas personas que la página no se dará vuelta porque aun las heridas heredadas de este tiempo continúan abiertas.

Estando las mismas personas que apoyaron el golpe o que han continuado potenciando sus consecuencias, en el poder nunca habrá paz. Si no hay justicia para las victimas nunca habrá paz. Si no se solucionan las desigualdades creadas por este sistema impuesto con sangre obrera derramada nunca habrá paz.

Isaac Gajardo ©