viernes, 11 de diciembre de 2009

¿Qué votar en las elecciones del domingo? ¡Asamblea Constituyente!

[caption id="attachment_277" align="aligncenter" width="510" caption="A rayar por la Asamblea Constituyente. No importa por quién votes"][/caption]

Este domingo 13 de diciembre, en Chile se desarrollara un proceso eleccionario que pretende renovar la totalidad de la Cámara Baja del Congreso  y la mitad del Senado, además de escoger al Presidente de la República, el que en conjunto con su coalición deberá regir en el poder ejecutivo del Estado durante cuatro años.

Para poder analizar esto y llegar donde pretendo me referiré exclusivamente a las candidaturas presidenciales.

Los que han visto el titulo y han comenzado a leer ya deben estar esperando que les diga por quién votar para luego emprender sus criticas, porque reconozcamos que todos tenemos alguna afinidad con alguno de los cuatro candidatos, pero hoy me he propuesto escribir estas líneas no para hacer propaganda a ninguno de los cuatro, sino que para llegar a una conclusión.

Este 13 de diciembre todos los chilenos votaran por el candidato que crean correcto, ha habido bastante tiempo para que todos mediten sobre cual candidato creen que es mejor para gobernar Chile y ya no voy a venir a tocar ese tema que a todo esto está bastante manoseado. Pero hay otro tema que no se ha tocado en profundidad y que solo ha sido nombrado superficialmente por algunos de los candidatos, la nueva constitución.

En este momento donde la etapa de transición a la democracia aun no ha terminado porque se encuentra en vigencia el vestigio más poderoso de la tiranía, esa tiranía acecina y cobarde que impuso todas las restricciones que sufrimos hoy en día para desarrollarnos como seres republicanos, democráticos, consientes y colectivos tiene una base fundamental, impuesta también en 1980 con una Constitución, la Constitución de la dictadura.

A pesar de que el 2006, con la mejor de las intenciones, el presidente Ricardo Lagos dio un paso para actualizar la constitución, solo consiguió actualizarla, pero aun continúa siendo el vestigio principal de ese oscuro momento por el que paso Chile.

Creo que la única forma de llegar a una sociedad donde se respeten los valores democráticos y todo lo que ello conlleva es a través de una nueva constitución. La creación de una nueva constitución. Pero definitivamente esta constitución debe estar hecha en base a la representatividad de todo el pueblo chileno, para que todos la podamos sentir como propia. La constitución es la descripción y definición de cómo se rige el país, es por eso que si todos queremos sentirnos parte de éste, se debe elaborar una constitución con la cual todos nos sintamos representados. Recién con eso, podremos decir que hemos comenzado el fin de la transición y ya no veremos más al Chile de la dictadura y sus consecuencias, sino que nuestra visión será de presente, de un Chile democrático y renovado.

Lamentablemente la propuesta para lograr que todo el pueblo chileno decida si quiere una nueva constitución no ha sido aceptada por ninguno de los sectores políticos que hoy gobiernan Chile (la Concertación y la Derecha), ya que estas personas se encuentran en una posición de comodidad de la que no les conviene salir. Harán muchas elecciones mas, pelearan sobre los mismos temas por muchos años más, pero si el mismo pueblo no presiona, los estatutos que rigen la nación, estos estatutos que hacen que en Chile aun queden los restos de la dictadura, no cambiaran.

Definitivamente debemos aprender a exigir mediante métodos concretos la creación de una nueva constitución mediante una Asamblea Constituyente. El llamado es a los ciudadanos que este domingo acudirán a las urnas a votar, para que manifiesten su intención de crear una nueva constitución. Esa manifestación no alterara su decisión, es decir, pueden votar por el candidato presidencial que crean necesario, pero debajo de su voto válidamente emitido, solo en una esquina pueden escribir “¡Asamblea Constituyente!” y solo con eso estarán ayudando a que los acomodados por la dictadura (los políticos) se den cuenta que es necesario terminar este proceso de transición y comenzar un nuevo camino democrático para Chile.

*esta idea pretende abordar a todos los ciudadanos, para que no importando por qué candidato presidencial voten ese día, puedan manifestar su intención de una nueva constitución sin necesidad de alterar su voto.

Isaac Gajardo©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!