viernes, 19 de febrero de 2010

El gabinete de Piñera: ¿Poco roce político?

[caption id="" align="aligncenter" width="450" caption="Foto: tanto tecnicismo que se acuso dentro del gabinete no sirvió para hacer frente a los errores de sonido dentro del discurso del futuro presidente"]Foto: tanto tecnicismo que se acuso dentro del gabinete no sirvió para hacer frente a los errores de sonido dentro del discurso del futuro presidente[/caption]

Cuando leía en los últimos días las diferentes paginas desde las cuales me informo con mucha desconfianza mirando los mínimos detalles que me parezcan inexactos o sospechosos para averiguar que es verdaderamente lo que significa la noticia y así saber su impacto, no pude evitar darme cuanta que casi como una moda ahora a todos los columnistas se les ocurrió escribir sobre el gabinete nombrado por Piñera hace unos días atrás.

Hablar del Gabinete de Piñera en twitter era obligatorio. Definitivamente el nombramiento logro conservar la expectación de todos e incluso las especulaciones abundaban por todos lados. Aunque lo más interesante sin duda seria los análisis posteriores a los nombramientos oficiales, los cuales en su mayoría, daban risa o vergüenza ajena.

Muchos en un primer análisis dijeron que dentro del nuevo gabinete existe mucho tecnicismo y poco roce político, pero yo pensaba ¿de donde vienen esos análisis? Y me di cuenta que esos análisis vienen a los medios de (des)información de la derecha y cuando descubro es obvio que automáticamente desconfiare. Es lamentable que esa sea la única opinión que primó por todos lados después de que El Mercurio fuera el primero en anunciar esta supuesta “falta de roce político” de una amplia mayoría dentro del gabinete del presidente de la derecha. O era esa opinión más analítica o eran detalles que en realidad no son de gran trascendencia dentro de un análisis real. Algo querían ocultar, era obvio.

Tuve la oportunidad de comenzar a analizar los datos que se proporcionan de cada uno de los miembros del gabinete y me di cuenta todo lo contrario. Los que hablan de la existencia de “poco roce político” solo hacen referencia a que la mayoría de los futuros ministros nunca habrían postulado a un cargo de elección popular y solo se habrían dedicado a trabajos dentro del mundo privado, pero ¿eso significa poco roce político? Creo que a lo mejor significa poco roce dentro de la política publica, pero no quita que por una supuesta falta de roce político el gabinete sea mas ideológico que nunca, un gabinete netamente neoliberal.

Lo que esta ocurriendo con el gabinete de Piñera es básicamente el retorno anunciado de los nuevos Chicago Boys, como dice un columnista del cual no recuerdo el nombre pero si recuerdo haberlo leído en El Ciudadano, “aquella época donde practicaron un capitalismo salvaje; una especie de acumulación primitiva del capital con apropiación de un patrimonio público (por la violencia armada) que la dictadura les concedió por algunos dólares”. Así, lo que ahora solo les pertenece a unos pocos que dominan el país, antes fue de todos. Lo malo es que esta vez vuelven reforzados por una legitimidad democrática bastante oscura entregada gracias a la Concertación, los que siguieron preservando los cambios realizados en la dictadura.

Los principales medios de comunicación en Chile, pertenecientes a la derecha, no se han demorado en reaccionar para prevenir cualquier intento de que la ciudadanía se de cuenta de lo que verdaderamente esta pasando, han hecho creer a esa “opinión publica” que con su información fuera de cualquier objetividad mantienen completamente dominada, que el gabinete del nuevo presidente estará lleno de personas con poco roce político, esas denominadas “caras nuevas de la política”, siendo que, a pesar de que son caras nuevas, aplicaran las mismas políticas que por años los chilenos repudiamos, las políticas neoliberales, las políticas para unos pocos.

Toda la aplicación de estas políticas nuevas y de esta “nueva forma de gobernar” que supuestamente establecerá la derecha desde marzo se ve aun mas potenciada por la propaganda mentirosa que le realizan a estas medidas los principales medios de comunicación, así la derecha continua un modelo que en los últimos años se potencio gracias a los gobiernos “mediáticos” de la Concertación. No será extraño darse cuenta que la mayor cantidad de asesores de los ministros tendrá algo que ver con periodismo o publicidad, carreras que se basan en estrategias comunicacionales.

Y dentro de este mismo ambiente, aunque ya lo estamos escuchando, escucharemos con mucha mas fuerza el concepto de “eficiencia en las políticas publicas” o “eficiencia en el estado”, que solo tienen que ver con el nuevo enfoque que la derecha le quiere dar a las políticas publicas, ese denominado por muchos como el “casamiento entre lo publico y lo privado”, pero ¿Qué se esconde detrás de estas ostentosas y aparentemente triviales etiquetas? Simple. Privatizar y extender las relaciones de mercado y el lucro privado a los más recónditos pliegues de la actividad humana. Que el mercado invada lo publico, con la consigna de que eso garantizara “eficiencia” en las políticas publicas, aunque sea todo lo contrario.

Es por todo esto que me llamó la atención que todos los medios de comunicación, incluso los mas “alternativos” solo hicieran referencia a detalles que son importantes pero no primordiales, como que 17 estudiaron en la U. Católica, 3 en la U de Chile y

uno en una universidad privada, o que el promedio de hijos dentro del gabinete es de 3.8 hijos por ministro (por su puesto, si la gran mayoría pertenecen al circulo Católico-Extremista o al Opus Dei). Todos estos detalles tan pequeños comparados con otros temas de fondo que son mucho más graves y dignos de analizar.

Isaac Gajardo©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!