viernes, 12 de febrero de 2010

La Concertación y la Derecha contra la Educación Pública



“La Concertación y la Derecha unidas, jamás serán vencidas”

Creo que en la mayoría de mis publicaciones sobre educación siempre he reafirmado mi convencimiento de que la educación es la vía por la cual el país puede crecer, pero con el actual sistema lo único que se logra es potenciar las diferencias sociales y discriminar a la población más pobre, relegándolos a una educación gratuita administrada de mala forma por las municipalidades y por consiguiente de pésima calidad.

Hace unos días atrás leía una columna de Bernardo Kliksberg donde planteaba que una nueva investigación acaba de arrojar importantes conclusiones que pueden ser muy útiles en América Latina. El estudio muestra que, de cada 10 hombres que no terminaron el colegio secundario, uno está actualmente en la cárcel. Mientras que entre los que finalizaron la secundaria es uno de cada 35. Es decir, los jóvenes que no terminan la secundaria, tienen una posibilidad 400% mayor de caer en la delincuencia. La conclusión es clara: reforzar la educación.

Pero cuando hablamos de educación en Chile, casi no nos debería importar si es la concertación o la derecha la que gobierna, porque educación es uno de los pocos temas en los que estas dos coaliciones han podido llegar a acuerdos claros. Acuerdos que en medio de la turbiedad logran que la buena educación siga siendo un asunto para la clase mas privilegiada económicamente y por conclusión, la siguen preservando dentro del mercado. A ninguna de las dos les conviene que la educación salga del mercado, sino todo lo contrario, por un tema de intereses, a las dos coaliciones les conviene seguir profundizando y fortaleciendo la educación dentro del mercado.

La Concertación y la derecha han buscado potenciar un proyecto de desmunicipalizacion totalmente erróneo y con fallas que apuntarían a una privatización de la educación pública o a su inminente desaparición y traspaso de esa educación pública gratuita al sistema subvencionado-particular, esa es la nueva LFEP o Ley de Fortalecimiento de la Educación Pública. Mediante esa ley, que en vez de fortalecer la educación pública la termina debilitando aun mas, las dos coaliciones buscan seguir con el modelo de mercado y privilegiar la aplicación del sistema de Vouchers del que yo, hace bastante tiempo en este mismo blog toque como tema al hablar de la mercantilización de la educación. (Para ver esa publicación haz clic aquí)

Por otro lado, además del consenso logrado entre estos dos grupos oligarcas que han gobernado Chile desde la caída del dictador, llega la derecha al gobierno, con tienen una visión mucho más radical de éste tópico, aunque en muchas oportunidades el tema especifico de “Educación Pública” causa división dentro de quienes comenzarán su gobierno en marzo.

Educación de calidad por sobre la gratuidad o la cobertura

Por esta división que causa el tema dentro de la misma coalición, y analizando los ambiguos discursos de Sebastián Piñera hablando de educación, veo que se refiere a educación de calidad, por lo que, basándome en su punto de vista neoliberal me pregunto: ¿es necesario privatizar o aplicar un sistema de financiamiento como los subvencionados-particulares en la Educación Pública, eliminando el sello característico de ésta, la gratuidad, en pro de conseguir la supuesta “educación de calidad”?

Un texto de la OPECH responde a esa interrogante en el aclara que, con tal de llegar a una buena calidad en la educación, la derecha “es capaz de reducir las posibilidades a los más pobres, incluso privatizándola. Siempre privilegiando calidad por sobre gratuidad o cobertura.”

Y para terminar, sólo decir que creo que, para una buena educación no se necesita sólo calidad. Para que todos, tanto pobres como ricos, podamos tener una verdadera educación de calidad, ésta debe ir acompañada de una mejor calidad de vida, gratuidad en la educación pública, buena enseñanza, participación de la comunidad en la administración de los colegios y buena cobertura. Solo así lograremos que la brecha social disminuya.

Mientras siga habiendo políticos, tanto de la Concertación como de la derecha, que privilegien sus intereses personales y de clase por sobre el interés mayor que es brindar una buena educación a todos los chilenos, nunca lograremos disminuir las cifras en delincuencia ni hacer de Chile un mejor país.

Isaac Gajardo©

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!