jueves, 25 de marzo de 2010

Corrompidos por el consumismo

Visión reflexiva de los hechos ocurridos posterior al terremoto



Con los días me fui dando cuenta que el terremoto no derrumbo esos valores que supuestamente y en una primera visión, había pensado que eran fuertes, sino que esos valores habían sido corrompidos y eliminados con anterioridad. Me entristecí al darme cuenta que el consumismo ha corrompido tremendamente a la sociedad chilena y que el sismo solo saco a relucir una realidad que desconocíamos.

En esta publicación he querido comenzar con una frase que hace unos días atrás escribí para hacer un primer análisis sobre los hechos ocurridos después del terremoto que afecto a Chile este 27 de abril. Digo primer análisis, porque dentro del mismo texto explico que por una primera visión, compartí el concepto de que los saqueos se debían a un metafórico derrumbe de los valores de los chilenos que se había producido juntamente con el terremoto y, a pesar de que en primera instancia compartí eso, luego, en los días siguientes, comencé a forjar mi propia visión de los hechos mediante la socialización de experiencias y reflexiones. Eso es lo que les planteare en esta segunda y ultima publicación en la que hablare de este tema.

Creo que reflexionando me pude dar cuenta de que muchos de los conceptos en los que afirmábamos la gran mayoría de nuestros valores, con el tiempo se han ido perdiendo o corrompiendo, es por eso que ahora todos esos valores se agrupan y se reemplazan bajo conceptos meramente mercantiles que hacen que las personas pierdan sistemáticamente su capacidad de apreciar y ver la realidad del otro.

Tuve la oportunidad de hablar con Felipe Berrios, Sacerdote Jesuita dirigente de la organización Un Techo Para Chile -que en los próximos días comienza a trabajar de lleno en la reconstrucción de la zona afectada por el terremoto- y tocar este tema, ahí concluíamos que se han reemplazado conceptos valóricos de gran envergadura como el compañerismo, la ayuda a los mas desposeídos, la justicia social, la ciudadanía, etcétera, bajo un solo concepto del “individuo consumidor”. Esa simple reflexión me llevó a darme cuenta de muchas cosas que ignoraba y que ahora he entendido claramente después de muchos días de pensar.

Cuando en algún momento compartí la visión de que con el terremoto se habían derrumbado los valores de las personas, después me arrepentí porque esto se viene haciendo hace muchísimo tiempo atrás, hace mucho tiempo que ya no somos ciudadanos, sino que somos consumidores, hace mucho tiempo que no exigimos justicia social, sino que exigimos responsabilidad empresarial ante los consumidores, entre otras cosas. Hemos ido armando solo cáscaras que nos hacen ver como un país correcto, como el país con estabilidad para los inversionistas extranjeros, pero junto con eso hemos ido construyendo una débil estructura que con cualquier presión cede y se demuestra lo verdadero que existe debajo de todo lo lindo, el consumismo que lo logra corromper todo.

Claramente sería irresponsable atribuir todos los saqueos y actos aberrantes cometidos después del terremoto a esta causa, ademas, creo que esa labor la tienen que hacer sociólogos y gente experta, pero a pesar de todo, siempre tendré presente este pensamiento cuando nos enfrentemos a este tipo de situaciones. Ahora la pregunta que todos juntos debemos responder es ¿cómo recuperaremos esos conceptos perdidos?.

La reconstrucción física de las ciudades destruidas es algo en lo que el gobierno y los privados invertirán, pero ¿a que empresario le interesará invertir para solucionar un problema que no pasa tan solo por las zonas afectadas sino que es un problema país?, ¿se tiene que invertir dinero para restaurar la ciudadanía, el compañerismo y la justicia social?, ¿a la clase gobernante le conviene que se vuelvan a forjar conceptos valóricos por sobre conceptos técnicos como el de “individuo consumidor”?.

Isaac Gajardo©

1 comentario:

  1. Social comments and analytics for this post...

    This post was mentioned on Twitter by esopino: Corrompidos por el consumismo: http://wp.me/pqvMn-5D...

    ResponderEliminar

Haga su aporte a la discusión!