jueves, 29 de abril de 2010

Combate a la delincuencia: Mano dura v/s una mejor educación

Hace algún tiempo atrás, en mi publicación "La Concertación y la derecha contra la educación pública", escribí sobre interesante texto que leí de Bernardo Kliksberg que hablaba de educación. Lo que mas me llamó la atención fue cuando hacia referencia a las cifras de delincuencia en comparación con las cifras de deserción educacional y en esta oportunidad que querido escribir un análisis sobre esas cifras, planteándome primeramente ¿qué se necesita para disminuir la delincuencia juvenil? ¿mano dura o mejor educación?

Las cifras concretas nos dicen que en diciembre de 2009 una investigación del Centro de Estudios Educacionales de la universidad de Utah en Estados Unidos arrojó importantes conclusiones que pueden ser muy útiles para América Latina. El estudio muestra que, de cada 10 hombres que no terminaron la enseñanza secundaria, uno está actualmente en la cárcel. Mientras que entre los que finalizaron la secundaria es uno de cada 35, esto quiere decir que según el estudio, los jóvenes que no terminan la secundaria tienen una posibilidad 400% mayor de caer en la delincuencia.

De este estudio sacamos una clara conclusión que es irrebatible: se debe mejorar la educación. Pero ¿qué hace el gobierno chileno?, ¿privilegia la educación por sobre el "combate" a la delincuencia juvenil?, ¿mira a la educación como una forma de frenar la delincuencia juvenil?. Y en esta serie de preguntas me aplío un poco mas ¿que hacen los gobiernos de latinoamérica para combatir la delincuencia juvenil?.

A las preguntas planteadas, como siempre me auto respondo:
En este ultimo tiempo ha aumentado la demanda por seguridad en nuestro país y también en toda América Latina, es por esto que la gran mayoría de los gobiernos, por no decir todos, han caído en una jugada completamente demagógica y dañina para las libertades de las personas y en especial, de los jóvenes, que muchas veces caen en la delincuencia solo por el ambiente en el que viven y como ya lo vimos con cifras concretas, por la falta de educación. La jugada de la que hablo es "la mano dura". Estos gobiernos han iniciado una oleada de medidas que pretenden hacer sentir a la gente mas segura dentro de su misma inseguridad, ya que ninguna de sus medidas logra solucionar el problema.

Han reducido la edad en que se puede encarcelar a niños que cometen algún delito, han dado mas facultades a la policía, han suprimido derechos y garantías, han culpado a los jueces por las reincidencias, entre muchas otras cosas, pero ¿alguien ha hablado de educación?. Definitivamente tenemos que ser capaces de reconocer que en los países donde se aplicó la famosa "mano dura", la delincuencia aumento en lugar de bajar, ya que es obvio, no ataca sus causas, sino que mas bien las agrava, lo único que hace la mano dura es aumentar la brecha social y educacional.

Es por eso que hablo tanto de una educación con igualdad. Porque mientras no tengamos una educación igualitaria y nos sigamos preocupando de permitir que un grupo de personas restrinja nuestras propias libertades, nunca lograremos reducir los indices de delincuencia juvenil.

Isaac Gajardo ©