sábado, 17 de abril de 2010

La estrategia del Transantiago


Muchos se habrán impresionado hoy en la mañana al darse cuenta que sus famosas tarjetas bip! ya no cobraron un pasaje de 410 pesos, cifra a la que ya nos estábamos acostumbrando. Desde hoy, el pasaje el transporte publico capitalino ha subido su tarifa en 20 pesos para el pasaje adulto, de tal modo que de los 410 pasan a ser 430 pesos los que cobraran los buses cada vez que uno suba por primera vez a uno de ellos, recordando que dentro de las otras dos siguientes horas se da la posibilidad de hacer como máximo tres convinaciones diferentes sin costo alguno. Para los escolares la cosa se complica un poco mas, porque el pasaje ha subido de 130 pesos a 150, lo que para la vida diaria de un escolar es una verdadera aberración.

Lo interesante de todo esto creo que ha sido el llamativo "trabajo previo" que se ha hecho en vísperas de que se produzca esta alza de precios, la que ya desde mañana comenzara a causar un gran descontento en la población. Si se podrán haber dado cuenta, desde el miércoles y en mayor cantidad, el jueves, todos los grandes diarios y medios de comunicación a fines al gobierno de derecha hicieron de los "evasores" un boom noticioso que se propago por todos lados impactántemente. Ante esto, el "taaaan eficiente" gobierno de Sebastian Piñera presento el mismo jueves un "Plan contra la evasión", el que pronostica las penas del infierno para los malulos que se les ocurra pasarse de listos nuevamente.


Que nos queda por conclusión de todas estas noticias y la posterior alza de precios: a pesar de que el alza ya estaba pronosticada desde antes, sacando a relucir la figura del "evasor" nos quieren hacer pensar que automáticamente que "esos desgraciados evasores tienen la culpa de nuestra decadencia".


Han buscado decirnos que pagaremos "justos por pecadores" y si bien es así, los pecadores no son exactamente los "descarados evasores" de los que nos hablan los voceros de la derecha (El Mercurio, La Segunda, en realidad, casi todos los diarios), sino que creo que hay factores mucho mas importantes que la evasión en esta alza de precios del transntiago, factores que el gobierno se niega a reconocer porque nuevamente quedaría demostrado que su supuesto discurso de casar lo privado con lo publico mediante subsidios a los privados es completamente erróneo.


La gran verdad es que se trata de un sistema desestabilizado y donde el gobierno ya no puede seguir inyectando mas recursos de los multimillonarios que inyecta mes a mes y es por eso que se deben subir obligatóriamente las tarifas que se cobran. Nada mas que eso, pero si lo dijeran, demostrarían una de las grandes fallas de un sistema al que tanto defienden.
En datos duros, podríamos hablar que cuando parte el transantiago el 2007 el costo de los subsidios del programa asciende a los US$1000 millones, sin embargo, según la coordinadora de este plan de transportes, Ana Luisa Covarrubias, esa cifra hoy se encuentra en los US$1500 millones, lo que equivale a un incremento del 50% en tres años. Para rematar estos multimillonarios subsidios han sido aprovados por toda la clase política por lo menos hasta el año 2014.


El gobierno no nos quiere decir que los subsidios no han podido cesar y que los empresarios PRIVADOS aun siguen lucrando solo gracias a los dineros que son inyectados por el Estado, dineros que recordemos, son de los impuestos de todos los chilenos, entonces, si el transantiago esta estable y es gracias al dinero de todos los chilenos ¿por qué ayudar a unos pocos empresarios a ganar dinero a costa de un fracasado sistema de transporte?, digo fracasado porque siguiendo la linea del mercado que se ocupa en Chile hoy, "si no es rentable es un fracaso" y el transantiago si tiene que estar siendo subsidiario, significa que no es rentable.


Isaac Gajardo©