lunes, 7 de junio de 2010

Denuncian reducción de presupuesto y extensión de plazos en reconstrucción de Liceo de Aplicación

Paula Correa 
Radio Universidad de Chile

Los alumnos del Liceo de Aplicación se manifestaron este lunes  frente a la emblemática construcción de calle Cumming, para expresar su molestia ante el rechazo de las autoridades al proyecto de reconstrucción generado por la comunidad estudiantil cuando, hace dos años, se cayó el túnel interior del establecimiento.
El vocero del Consejo Escolar, Isacc Gajardo, explicó que desde esa fecha los alumnos se trasladaron a las dependencias de la Universidad La República, pensando que estarían ahí un par de años hasta que se construyera un nuevo establecimiento.
“Nosotros trabajamos más de un año y medio junto al ministerio de Educación, elaborando un proyecto de infraestructura que estaría listo el 2012. Aceptamos esperar todo ese tiempo hacinados en la Universidad de la República, pero ahora no vamos a tolerar que vengan a decirnos que por culpa de su ineptitud y por culpa que los fondos tenían que estar gestionados antes del terremoto y ellos no lo hicieron, ahora ese proyecto no va porque no están los fondos”, denunció Gajardo.
En el proyecto inicial se les habían asignado más de diez mil millones de pesos para la reconstrucción del establecimiento y la fecha final de la entrega sería el año 2012.  Sin embargo, el 20 de mayo de este año el alcalde Pablo Zalaquett, les anunció que el proyecto fue cancelado.
El jueves pasado se presentó un nuevo proyecto, donde sólo se les asignarían cuatro  mil millones de pesos, producto de los costos que debía enfrentar la comuna de Santiago a raíz del terremoto, cuestión que fue rechazada de plano por el Consejo Escolar del Liceo de Aplicación.
Frente a esta situación los estudiantes recibieron el respaldo de los concejales de la comuna Claudia Pascal, Ismael Calderón y Loreto Schnake, quienes no estuvieron de acuerdo con el recorte presupuestario que recibió el proyecto de rehabilitación y ampliación del emblemático Liceo y culparon de la demora en su ejecución a Zalaquett.
“Las razones esgrimidas por la municipalidad para no llevar adelante el proyecto original no pueden ampararse en los impactos del terremoto, toda vez que el proyecto educativo y arquitectónico fueron discutidos y consensuados con mucha anterioridad a este evento.  La principal responsabilidad de que este se haya demorado desde el año 2008  recae en la deficiente gestión de la administración del alcalde Zalaquett”, señalaron en un comunicado.
Por ahora toda la comunidad escolar está trabajando para que se respete el proyecto inicial, ya que el nuevo documento divide la entrega de fondos en dos etapas y la primera de ellas comenzaría el mismo 2012, fecha en que el liceo debería estar remodelado.
La vocera de los de los profesores del liceo, Vilma Castillo, reclamó ante la tardanza de las autoridades y la poca capacidad para asegurar y retener los recursos. “Han pasado veinte meses y  eso nos tiene aquí, y las excusas son que no hay recursos, que Chile está en suelo, pero antes del terremoto se nos había asegurado que los recursos estaban. En esa situación no nos queda nada más que las promesas se cumplan, estamos en pésimas condiciones en donde estamos”, acusó Castillo.
La razón de ello, como lo señaló el presidente del Centro de Padres, Richard Gutiérrez, es que la la Universidad La República carece de la infraestructura necesaria para una comunidad estudiantil como la del Liceo de Aplicación.
“Es un hábitat diferente, reducido, una universidad cumple otros requisitos, pensando en veinte alumnos, pero hoy  por sala tenemos cuarenta. No  tenemos un espacio. Creo que los niños se han aguantado estos dos años, pensando que después van a llegar a un colegio arreglado, reparado, con las condiciones mínimas para que ellos puedan desarrollarse, pero vemos que eso hoy no está ocurriendo”, indicó Gutiérrez.
En tanto, este martes a las 11 horas el Consejo Escolar se reunirá con el fefe del departamento de Infraestructura Escolar del ministerio de Educación, Jaime Palma, en búsqueda de una solución concreta a las razones que los tienen movilizados.