domingo, 15 de agosto de 2010

La nueva etapa de la lucha por la educación

Hace algunos meses atrás hablaba de la lucha por la educación como una lucha segregada que se dividía en las causas de los universitarios, principalmente los agrupados en la Confech, y las de los secundarios. Los demás actores de la educación estaban metidos en sus propias luchas reivindicativas que tienen que ver con cuestiones monetarias mas que con una critica al las bases del sistema educacional de libre mercado existente en Chileno, que venimos definiendo ya hace bastante rato como: discriminador, clasista y desigual.

Hace algunas semanas atrás comenzó nuevamente la activación del movimiento estudiantil secundario, ordenado esta vez en base a dos organizaciones que se han "farandulizado" y en las que los medios de comunicación han hecho un festín con una supuesta "división" de movimiento. Por este lado siempre afirmamos que cuando supiéramos valorar las diferencias de cada una de las dos organizaciones, nos daríamos cuenta que las dos pueden trabajar de la mejor manera, forjando ojala una unión que en un futuro produzca una única organización estudiantil.

Ayer en una presentación que realicé ante los delegados de todos los cursos del Liceo de Aplicación, llamada "Primera Jornada de Contextualización sobre el Movimiento Estudiantil", hablábamos de una unión que se debe crear entre las demandas de los universitarios y secundarios en torno a la educación, ya que a pesar de tener dos petitorios y realidades diferentes, los dos actores luchan por derrocar de una vez por todas a base mercantilista de la educación. El caso de los profesores (hablaré del gremio, porque en todo hay excepciones) y otros actores ya es un caso a parte, como lo hablábamos anteriormente ya se reconoce en ellos e interés de apoyar con comunicados y en el marco del denominado "apoyo moral", pero nunca han sido capaces de salir junto a los estudiantes a reclamar un mejor sistema educacional.

El panorama al interior de esta lucha constante por la educación va cambiando con frecuencia. Ayer la Confech llamaba a todos los estudiantes universitarios a movilizarse y pedía el apoyo de los estudiantes secundarios para que se sumaran a sus movilizaciones apoyando sólo su pliegue de demandas, que para nada consideraba las problemáticas de la educación secundaria. Hoy la visión ha cambiado, entendiéndose que a pesar de que las demandas concretas son diferentes, todos luchamos por lo mismo: un cambio en la política neoliberal impuesta en la educación. Logrando el reconocimiento de este factor, nos dimos cuenta que necesitamos producir una unión entre a totalidad de los estudiantes de Chile para crear un movimiento constante por a Educación Púbica y en pos de eso, la Confech junto con los estudiantes secundarios llaman a una movilización conjunta que demuestre seis ejes (3 de los secundarios y 3 de los universitarios) que definirían al fin y a cabo "lo que queremos los estudiantes de Chile".

La Confech ha realizado un llamado concreto a los estudiantes secundarios a que se produzca la unión de los dos para así comenzar a trabajar en sumar aun muchos mas actores de la educación y finalmente a toda la sociedad chilena. La semana pasada, como representante de la Asamblea de Estudiantes Secundarios, nos reunimos con Julio Sarmiento, presidente de la Fech, quien nos planteaba la propuesta de los 3 ejes que unifiquen al movimiento estudiantil y que potencien también la formación de un "movimiento popular por la Educación Pública". En la reunión ademas se hicieron notorias voluntades de seguir trabajando en conjunto para frenar las medidas privatizadoras que el Estado neoliberal chileno pretende seguir imponiendo.

Esta propuesta de conformación de un movimiento amplio por la educación llega también cuando los "conflictos" entre las organizaciones de estudiantes secundarios se van aplacando y ya existen consensos dentro de los ejes y las demandas que como secundarios plantearemos. Además, he planteado de forma personal, que debemos construir estos tres ejes para unificar e movimiento, pero también para darle una estabilidad a una organización estudiantil que permanezca en el tiempo.

En fin, podríamos estar hablando de una nueva etapa en la lucha por la educación, que quedaría demostrada frente a toda la sociedad y los demás actores de la educación que aun no se suman a este movimiento este miércoles 18, donde la Confech y los estudiantes secundarios de forma unificada han llamado a un Paro Nacional por la Educación. En Santiago se realizará una marcha que partirá en la Plaza Italia a las 10 de la mañana.

Isaac Gajardo©