domingo, 1 de agosto de 2010

Opinión personal sobre lo ocurrido ayer con los estudiantes detenidos en el Liceo Amunategui

Durante la tarde del sábado 30 de julio, recuperándome de mi enfermedad, estuve informando en mi blog sobre la detención de 73 compañeros que se encontraban en una reunión de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios organizando las ultimas acciones en vías del paro nacional que esta misma organización ha convocado para el miércoles 3 de agosto.

La información que han entregado los compañeros que fueron liberados, después haber pasado mas de 5 horas en la 3° Comisaria de Santiago, es que varios estudiantes habrían sido golpeados por Carabineros, lo que es completamente repudiable e incomprensible. Avergüenza la actitud represiva que el municipio, en rostro del Alcalde Zalaquet, ha tomado contra los estudiantes que solo buscamos organizarnos para luchar por lo que es justo, una Educación Pública de calidad.

Dejando de lado los hechos ocurridos el sábado, los cuales, vuelvo a recalcar, son completamente repudiables, creo debemos analizar varios aspectos de lo que esta ocurriendo con la idea de algunos "dirigentes" de potenciar un "estallido" por sobre una organización que permanezca en el tiempo.

Creo que hay que tener un poco mas de cautela o sino terminamos haciendo explosiones que inician rápido, estallan, pero luego terminan y se disuelven tan rápido como comenzaron. Hay que tener mas cuidado y analizar las cosas desde afuera como para darse cuenta que la decisión de hacer una Asamblea en donde metes a representantes de varios colegios dentro de un Liceo que esta en toma es una decisión precipitada y ademas irresponsable porque corre riesgo la integridad los demás compañeros. Habían varios que no sabían que el colegio iba a estar en toma y hay que aprender a tener auto-control para no terminar guiándose por caudillos que se pasan por cualquier lado lo representativo que debería tener una organización como esta.

El caso de la ACES es un caso a analizar, así como también hay que analizar como unificamos el movimiento y no le damos carácter de estallido social sino que una durabilidad combativa a lo largo del tiempo. OJO: el gobierno no se acaba después de que se tomen todos los colegios de Chile, hay que luchar contra las personas que quieren ver a la educación publica desaparecer y para eso no podemos potenciar un estallido que destruya algo que podría ser una organización estable y duradera en el tiempo. La lucha se debe hacer, pero con organización y conciencia.

Podemos trabajar en base a los estallidos o en base a una lucha constante, creo que la lucha constante contra la educación de mercado es lo que hará que las bases del neoliberalismo educacional se rompan y por fin tengamos la educación que queremos. No trabajemos en base a limosnas de los estudiantes a un Estado que protege a los empresarios, trabajemos por un movimiento que cree una lucha constante.

El llamado final es a prepararnos para atacar con constancia y conciencia, a las bases de este sistema de educación de mercado, clasista y discriminador. No a pedir limosnas a un Estado que defiende a los empresarios.

Isaac Gajardo
Presidente del Centro de Alumnos del Liceo de Aplicación