sábado, 23 de octubre de 2010

Análisis de las repercusiones: Wikileaks revela la muerte de más de 109 mil iraquíes

En la publicación anterior ya adelantaba el escándalo que se veía venir, después de que hace algunos días atrás, la famosa cadena árabe Al Jazeera anunciara que el sitio de Internet “Wikileaks” publicaría documentos exclusivos que hablaban de asesinatos a civiles por parte de las “tropas aliadas” que hoy mantienen el dominio de Irak. Este viernes 22 el portal cumplió la promesa difundida a través de la televisión árabe, dando a conocer alrededor de 400 mil informes privados en donde se muestran detalles inéditos de la invasión de Estados Unidos a Irak.

La muerte de unos 109 mil iraquíes a manos del Ejército estadounidense entre 2004 y 2009, de los que aproximadamente el 63 por ciento eran civiles, fue dada a conocer este viernes por la cadena de television qatarí Al Jazeera, que cita parte de los documentos publicados por el portal digital WikiLeaks, especializado en filtrar información secreta de cuerpo de seguridad norteamericano.

Algunos de los informes publicados por WikiLeaks evidencian al detalle diversos actos de tortura perpetrados por las fuerzas iraquíes hasta el año pasado, actos que comentarlos a través de este blog solo serian para morbo de los lectores y felicidad para mis fariseos.

Solo entregando ejemplos pequeños, podría señalar que uno de esos casos es el de un detenido iraquí que reseñó que "tuvo los ojos vendados y fue golpeado con un cable por la policía iraquí durante dos noches consecutivas". De la misma forma, hubo otro preso que narró su traslado a un cuartel general militar estadounidense después de ser detenido en su domicilio el año pasado: "las manos atadas a la espalda, en posición forzada (...) y le golpearon las plantas de los pies con un objeto". Cosas como esas son las menores, ya que hay otros que parecieran verdaderas películas, con la única diferencia que acá los terroristas son los estadounidenses.

Antes de realizarse esta polémica publicación, la Secretaria de Estado Norteamericana, Hillary Clinton, había señalado la molestia del gobierno frente a esto que califico como un “robo de información” que “amenaza nuestra integridad nacional”, pero ni en esa ocasión, ni luego de publicado el informe, alguna autoridad del Pentágono o de la Casa Blanca se refirió a si estas acusaciones son verdaderas o falsas. Solamente se dedicaron a criticar este “robo de información”. Cuando reviso eso se me viene a la mente un refrán chileno que ocupaban por ahí que dice: “silencio otorga”.

Lo mas interesante de estos documentos es que en cada oportunidad en la que se les preguntaba a las autoridades estadounidenses sobre la cifra de muertes civiles en Irak, respondían que no se tenia ninguna cifra oficial. Lo que revelan estos documentos es que EEUU estaba en pleno conocimiento de todo lo que ocurría en Irak, incluso, habla de muertes de civiles en las que Estados Unidos habría estado involucrado directamente a través del pago a denominados “contratistas”, es decir, privados que se encargaban de asesinar a los civiles que el ejercito estadounidense no podía asesinar deliberadamente.

¿Y que ha hecho la prensa mundial después del descubrimiento de estos informes? Hoy en la tarde me preguntaba por que ningún medio de comunicación como CNN se ha referido al tema y la respuesta es obvia: son los mismos que promocionaron la invasión a Irak mintiendo, diciendo que habían armas de destrucción masivas y después nunca aparecieron esas armas. Solo apareció el petróleo que Estados Unidos quería y los civiles iraquíes muertos que hoy los documentos de Wikileaks publican. Lamentablemente los medios de comunicación, no solo de EEUU sino que en todo el mundo, siguen llamando a la ignorancia, haciéndoles creer a todos que la guerra es justificada, cuando ni en Irak, ni en Afganistán y en ninguna parte son justificadas mas que por el interés de unos pocos de seguir ganando dinero.

Hay que avisar que el pasado domingo 17 de octubre, el vocero del Pentágono llamo a los medios de comunicación estadounidenses a “no prestarse para publicar los documentos que difundirá Wikileaks”. Parece que algunos medios le hicieron caso y se autocensuraron, al mismo estilo como lo hacen los medios chilenos, “esa mismita es la libertad dentro del capitalismo neoliberal”, diría mi abuelo.

Para finalizar, me pregunto: ¿y Obama?, después de un silencio agacho la cabeza y reconozco que mis profecías sobre Obama, cuando gano patéticamente el Premio Nobel de la Paz, se continúan cumpliendo.

Isaac Gajardo ©


Mas sobre la "nueva politica" de Obama... EEUU se siente amenazado e intenta volver a su estrategia golpista en América Latina

Mas sobre Wikileaks... Wikileaks anuncio nuevas publicaciones sobre guerra en Afganistan

viernes, 22 de octubre de 2010

¡Tiemblen fariseos! Ha hablado el profeta Fidel

Por estos lados siempre estamos pendientes de satisfacer a nuestros queridísimos fariseos de diferentes informaciones para que luego nos ataquen como siempre lo hacen con tanto amor. Hoy les traemos una primicia para que se revuelquen en sus asientos a los que no les guste, y para que nuestros humildes “siguidores” festejen con esta nueva profecía que nos viene a entregar el tío Fidel.

Casi me morí cuando el diario Argentino infobae.com (no pondré el link porque creo que no vale la pena leerlo) titulaba la noticia como “El anciano dictador…”, pero dejándonos de esos detalles en donde los diarios de derecha demuestran su sensacionalismo y su interés por dejar de lado el tema central de las declaraciones del líder cubano y caer como siempre en la farandulizacion de los temas para que la población no se de cuenta de la advertencia que hace el tatita.

Cubadebate, que publica artículos de Castro, difundió el video con su declaración con subtítulos en español, ingles, alemán, francés, italiano, portugués y ruso, además de publicar el mensaje en árabe. Im-pre-sio-nan-te!




El uso de las armas nucleares en una nueva guerra implicaría el fin de la humanidad. Así lo previó el científico Albert Einstein, quien fue capaz de medir su capacidad destructiva de generar millones de grados de calor que todo lo volatiliza en un amplio radio de acción. El genial investigador fue impulsor del desarrollo de esta arma antes de que el régimen genocida nazi dispusiera de ella.

Cualquier gobierno del mundo está obligado a respetar el derecho a la vida de cualquier nación y del conjunto de todos los pueblos del planeta.

Hoy existe un riesgo inminente de guerra con empleo de ese tipo de armas y no albergo la menor duda de que un ataque de Estados Unidos e Israel contra la República Islámica de Irán, se tornaría, inevitablemente, en un conflicto nuclear global.

Los pueblos están en el deber de exigir a los líderes políticos su derecho a vivir. Cuando la vida de su especie, de su pueblo y de sus seres más queridos corren semejante riesgo, nadie puede darse el lujo de ser indiferente, ni se puede perder un minuto en exigir el respeto a ese derecho; mañana sería demasiado tarde.

El propio Albert Einstein afirmó textualmente: “No se qué armas se utilizarán en la Tercera Guerra Mundial, pero en la Cuarta Guerra Mundial usarán palos y piedras”. Sabemos lo que quiso expresar, y tenía toda la razón, sólo que no existirían ya quienes manejen los palos y las piedras.

Habría daños colaterales, como afirman siempre los líderes políticos y militares norteamericanos, para justificar la muerte de personas inocentes.

En una guerra nuclear el daño colateral sería la vida de la humanidad.

¡Tengamos el valor de proclamar que todas las armas nucleares o convencionales, todo lo que sirva para hacer guerra, deben desaparecer!

Fidel Castro Ruz
Ahora Wikileaks… tiemblen gringuitos!
La Señora Clinton ha rechazado lo que se espera que ocurra. Todos los gringuitos están con diarrea porque la cadena de TV árabe Al Jazeera ha anunciado que publicara documentos que acusan la muerte se centenares de civiles iraquíes en los cuarteles del país invasor. Estaremos pendientes de eso para hacer un nuevo análisis en Esopino.

Isaac Gajardo©

miércoles, 20 de octubre de 2010

El Chile virtual, el Chile real y sus mineros


Qué buen país sería Chile si mañana también siguiera interesándose por la suerte y los derechos negados de todos sus mineros, después del reality show mundial del rescate de los 33 mineros de la mina de cobre San José, en aquel norte donde lo que no es desierto es cobre. Qué maravilla de país sería Chile si ese ondear de banderas y esa logorrea patriótica no fuese pura propaganda y no fuese también una máquina del olvido.

Los mineros, recordemos, están vivos de milagro, pero no han sido víctimas de milagro. El rescate ha sido un deber ineludible y un dividendo político para el gobierno en los días del bicentenario. Y en esta historia, los concesionarios (un eufemismo pinochetista que oculta la plena propiedad) de la mina permanecen en segundo plano, pero son los malos de la película, y el gobierno, que capitaliza mediáticamente, es su cómplice.

Bohn y Kemeny, antes de declararse en quiebra y por lo tanto insolventes, fueron sistemática y criminalmente negligentes con respecto a la seguridad de los mineros. Como casi todos los concesionarios de minas, Bohn y Kemeny también son culpables del «dolo eventual» de haber jugado con la vida de los mineros al pretender enriquecerse un poco más ahorrando sistemáticamente en su seguridad. Ahora que celebramos la salvación de los mineros, ¿podemos olvidar que sólo en San José ha habido 80 accidentes con muertos y heridos en diez años, sin que Bohn y Kemeny, «cegados por la codicia» según comentan muchos, invirtieran en seguridad? ¿Podemos olvidar que Chile, descrito por los medios como un país moderno y eficiente, sigue siendo el país donde los Bohn y Kemeny siempre encontrarán a unos desdichados dispuestos a jugarse la vida por 6 o 7 euros diarios, pues saben que las leyes y el gobierno están de parte del patrón?

No podemos olvidar que Chile, a partir del 11 de septiembre de 1973, es el alumno modelo de la desregulación radical del mundo del trabajo conocida como neoliberalismo, en virtud de la cual unos mineros como estos, cuyos nombres e historias conoce hoy todo el mundo, pero que apenas ganan 200 o 300 euros mensuales (otro detalle sobre el que se pasa de puntillas), si quieren mejorar su seguridad, tienen que enfrentarse a unos tiburones que viven en Seattle o Montreal, y no tanto en Las Condes o Vitacura, los barrios ricos de Santiago.

La verdad es que hoy más que nunca, cuando está en vigor el tratado de libre comercio con Estados Unidos firmado por los gobiernos de centroizquierda de la Concertación ―que sitúa descaradamente el lucro por encima de la seguridad y la equidad―, el gobierno chileno, aunque quisiera, tiene las manos atadas si pretende obligar a los concesionarios a garantizar la seguridad de unas vidas carentes de valor.

En estas semanas hemos visto al ridículo ministro de Minería, Laurence Golborne, lloriqueando una y otra vez al borde de la mina. Esos lloriqueos le han valido en dos meses ser el miembro del ejecutivo más conocido. Pero a partir de mañana el ministro Golborne volverá a ser lo que era antes: el ejecutor material de los intereses de las concesionarias, alineado sistemáticamente contra los mineros en todos los conflictos laborales.

Qué buen país sería Chile si «el cobre fuese nuestro» como lo fue en la época de la Unidad Popular, el único momento en la historia del país en que los mineros tuvieron derecho a decidir sobre su seguridad y su trabajo. El único momento en que la riqueza del cobre no se la llevaban unas multinacionales rapaces y los mineros ganaban salarios dignos.

Convendría recordarles a los informadores de vuelo corto, que en dos meses nunca han mencionado estos detalles, un hecho nada casual: que después del 11 de septiembre, mientras la atención del mundo estaba centrada en el palacio de La Moneda en llamas y el estadio nacional transformado en campo de concentración, Augusto Pinochet encomendó al general Sergio Arellano Stark que rastreara palmo a palmo las minas del norte de Chile. El objetivo era capturar a los mineros que habían sido la columna vertebral de la Unidad Popular y que en aquella militancia, bajo las banderas del Partido Socialista, del Partido Comunista y del MIR, habían encontrado por primera vez dignidad, seguridad y unas relaciones de producción que no fueran inicuas.

Fue la «caravana de la muerte». Por lo menos 200 mineros, víctimas de los siniestros helicópteros que aterrizaban de repente en los poblados artificiales ―donde todavía hoy los ingenieros extranjeros son los únicos que tienen derecho a un trozo de césped, mientras que para los trabajadores chilenos y sus familias sólo hay piedras―, siguen estando desaparecidos.

Todos los chilenos se han conmovido sinceramente, como el resto del mundo, por la suerte de esos 33 hombres insignificantes que desde hace siglos bajan a las entrañas de la tierra para arrancar la principal riqueza del país que acabará aprovechando a alguien de fuera. Un resto del mundo que no sabe situar el desierto de Atacama en el mapa, como tampoco sabe que debe dar las gracias a esos mineros cada vez que descuelga el teléfono y se comunica con una voz conocida al otro lado del hilo metálico. Pero en el mundo teledirigido, cientos de millones de telespectadores pueden pensar que con la inquietud que sintieron por esos 33 ya «han cumplido».

Desde que se supo que los mineros estaban vivos, Piñera se trasladó a la boca de la mina, estrechó manos, prodigó sonrisas y palmaditas en la espalda, abrazó a hombres y mujeres con quienes nunca se habría tomado un café. Antes, durante los días interminables en que se pensaba que los mineros estaban muertos, no había hecho acto de presencia. Después, con los focos encendidos, capitalizó 15 puntos de aumento de popularidad en apenas 15 días. Moduló sus apariciones e incluso programó la liberación de los mineros de acuerdo con los horarios de máxima audiencia televisiva y sus propios compromisos internacionales. Ahora Chile volverá a estar en el cono de sombra de la información, con sus mineros humillados y su corte de los milagros. Y una vez más la televisión nos ha brindado un reality show para adormecer las conciencias.

Autor: Gennaro Carotenuto
Fuente: http://www.gennarocarotenuto.it/14245-il-cile-virtuale-il-cile-reale-e-i-suoi-minatori/

viernes, 15 de octubre de 2010

EEUU se siente amenazado e intenta volver a su estrategia golpista en América Latina

Hay que llamar las cosas por su nombre: lo ocurrido en Ecuador fue un intento de golpe de Estado contra un Gobierno legalmente constituido y que ha sido ratificado popularmente una y otra vez. ¿Quién puede creer en una asonada policial por reivindicaciones salariales? Ya no hay duda de ello: otras fuerzas, otros intereses ocultos actuaron y siguen actuando en la sombra contra la Revolución Ciudadana. Tras bastidores, en primer término, están las cloacas mediáticas de Ecuador, con el abierto apoyo de sus pares en todo el mundo: CNN, por ejemplo, hablaba el 30 de septiembre de un golpe de Estado “constitucional”.” *el 30 se septiembre al que se refiere la cita es el del año 2008, con el intento de golpe de Estado a Evo Morales.
Hugo Chavez Frías (Las Lineas de Chavez)

Misteriosamente todos los presidentes que aparecen en la fotografía, miembros del Alba,
han sufrido en el ultimo tiempo intentos de golpes de Estado coordinados directamente
por Estados Unidos.

“Latinoamérica es un pueblo al sur de Estados Unidos”, decía el grupo musical chileno Los Prisioneros hace ya bastantes años atrás. Esa canción hizo pensar a muchas personas sobre el sistema de dominación en el que estábamos inmersos en ese tiempo, sistema que aun se mantiene en algunos países como Chile, Perú o Colombia. Hace algunos días cuando observaba por televisión lo que ocurría en Ecuador, donde se produjo el alzamiento de una parte de las fuerzas armadas y la policía, pensaba en mi casa: esto claramente se esta convirtiendo en un golpe de Estado.

Los pasos a seguir estaban tan bien coordinados, que se me ocurrió que abajo de la franja de transmisión de CNN saldría “cualquier parecido con los demás golpes de Estado o intentos de golpe ocurridos en el ultimo tiempo es mera coincidencia”.

El presidente democrático Rafael Correa, recién operado de una de sus piernas, acudió al lugar del alzamiento, lo que constituyó un acto de valentía que recalqué en todos los lugares donde pude, pero también constituyó la demostración de que esto no era un simple alzamiento por reivindicaciones de la policía y de los militares, era un claro intento de tomarse el poder por la vía armada y militarizada, una clara ofensiva en contra de la decisión del pueblo ecuatoriano que ha respaldado a su presidente en variadas oportunidades. La ultraderecha latinoamericana, con el apoyo de Estados Unidos, nuevamente intentaba dar un golpe a los gobiernos que no se subordinan a los intereses del gran empresariado y las multinacionales.

El análisis es bastante rápido y corto: Estados Unidos ha sacado a relucir los mismos métodos que implementaron en el pasado contra cualquier país que no quisiera obedecerles, los golpes de Estado. Desde Washington deben tener bastante claro que la ultraderecha no llegará al poder por la vía electoral en ninguno de estos países en los que se han producido este tipo de hechos últimamente.

Lo que creen los que manipulan estas acciones golpistas desde Estados Unidos es que no nos daremos cuenta que están ocupando la misma estrategia en todos los países en donde han intentado tomarse el poder en esta primera década del siglo XXI. La estrategia es clara: utilizar a un actor de la sociedad para tomarse el poder, sin lideres principales, como si se tratara de una mera rebelión temporal, de esta forma se produce el rapto de los presidentes (ejemplo: Honduras 2009, Bolivia 2008, Venezuela 2003) quedando el Poder Ejecutivo sin su presidente y se procede a nombrar a un “presidente de facto”, civil que misteriosamente siempre termina teniendo algún nexo con Estados Unidos.

Lo que esta ocurriendo con estos sucesivos intentos de golpe de Estado en Venezuela, Ecuador, Bolivia, entre otros, es solamente el interes desesperado de Estados Unidos de continuar con su politica de que Latinoamerica sea el “pueblo al sur de Estados Unidos”. Obviamente no les conviene el éxito de organizaciones como la Unasur o el Alba, los que son de la expresion de la maxima integracion latinoamericana y la verdadera independencia de nuestros pueblos del yugo que impuso Estados Unidos en las dictaduras de los '70 y '80 a traves de todo el continente.

Lo que ocurrió en Honduras el año pasado es un hecho triste, la estrategia de Estados Unidos dio resultado, pero en Venezuela, Bolivia y Ecuador no lo han logrado solo gracias a la rápida acción del pueblo. La demostración de un pueblo educado y dispuesto a defender su propia decisión ha quedado de manifiesto en la resistencia de estos pueblos a los intentos golpistas emprendidos por Estados Unidos. Ahora solo nos queda permanecer atentos, ya que las garras de los poderosos no se detendrán en nuestra Latinoamérica para seguir atentando contra la libre decisión de sus pueblos de independizarse de una vez por todas y de autogobernarse.

Isaac Gajardo ©

martes, 12 de octubre de 2010

Mientras sigue el show de los mineros, en el Congreso siguen vendiendo Chile a las transnacionales

A veces me pongo a meditar y pienso ¿será pura coincidencia este tipo de show mientras los politicos “hacen de las suyas”?. Pues bien, ahora confirmo que no es pura coincidencia, porque mientras Piñera, Don Francisco y todo aquel que pueda aprovechar el tema de los mineros para hacerse propaganda, hacen que la sociedad chilena este completamente metida en eso, nuestros queridisimos honorables en el congreso aprueban leyes como el “Royalty que no es Royalty”, proyecto que entrega invariabilidad de impuesto especifico a las empresas transnacionales que hoy se adueñan y explotan recursos que debieran ser de todos los chilenos.

Dejándonos de juicios, lo concreto es que ningun medio de comunicación, obviamente, se ha preocupado de informar esta informacion, justo cuando estamos ad portas de “recibir” a los mineros que “nacen de nuevo” en medio de un show mediatico nunca antes visto en nuestro país.



Para que no dejen que Carolina Toha desvie la atencion tambien hablando del femicidio cuando hace pocos instantes acaba de ser una de las articuladoras de la aprobacion de un proyecto que sigue regalando los recursos naturales de todos los chilenos a las transnacionales, aquí va un extracto del único medio que ha informado de eso hasta el momento

Durante una sesión realizada con un muy bajo perfil este martes en el Congreso Nacional, dado que la mayor parte de los medios de comunicación dedicaron la totalidad de sus departamentos de prensa a cubrir el rescate de los mineros atrapados en la Mina San José, los senadores decidieron aprobar el Proyecto de Royalty enviado por el Gobierno de Chile, que contempla invariabilidad tributaria y regalías para las mineras hasta el año 2023.
Con 26 votos a favor, un voto en contra y tres abstenciones, los senadores desecharon las protestas realizadas a nivel regional -apoyadas por los nueve alcaldes de la región de Antofagasta- aprobando el proyecto que genera rechazo en las regiones productoras.
La decisión de los Senadores fue catalogada como “inconstitucional” por el Comité de Defensa y Recuperación del Cobre, entidad que busca recuperar el cobre para el país y que considera que se está legislando a favor de las mineras extranjeras en vez de los intereses de la nación, por lo que se estaría violando el Artículo 1° de la Constitución Política de la República.
Senador Gómez y Ministro de Hacienda defienden proyecto
El ministro de hacienda, Felipe Larraín, presente en el el Congreso Nacional, destacó la creación del Fondo Regional de US$ 400millones en cuatro años, pese a que algunas mineras obtienen utilidades más de 10 veces superiores en sólo un semestre y que de mantenerse el mismo precio del cobre, Chile perderá de ganar más de US$32 mil millones, dineros que terminan en Australia, Inglaterra, Canadá, entre otros países. Larraín destacó también que resulta necesario aplicar menos impuestos a las mineras extranjeras, bajo la excusa de “no afectar la inversión”.
En tanto, el Senador por la Región de Antofagasta, José Antonio Gomez (PRSD) denunció existencia de “centralismo” en la toma de decisiones, pero no obstante justificó su voto a favor de la iniciativa por existir un “acuerdo político en la Concertación”, hecho que a su parecer tuvo mayor peso que apoyar los reclamos de quienes esperan recuperar el cobre para el país. No obstante, el senador reconoció que las movilizaciones “seguirán”.
Después de eso, el único análisis final seria:

Isaac Gajardo ©

lunes, 11 de octubre de 2010

20 años de mercantilización educativa

(Artículo publicado en edición “Chao Concerta” de El Ciudadano, en el que se evalúan las distintas políticas de dicha coalición tras 20 años en el poder)

Luego de 20 años de políticas de la Concertación es posible señalar que en el ámbito de la educación básica y media se ha generado un apartheid educacional. Desde la destrucción del sistema de educación pública que había realizado la Dictadura (64% de la matrícula el año 1990), la Concertación se encargó de levantar un sistema que mejorara las prestaciones o servicios para los niños y jóvenes de sectores con menos ingreso, llegando a proveer virtualmente el acceso al 100%. Para ello fue necesario adecuarse a la LOCE y a la Constitución de Pinochet y por lo tanto, aumentar los recursos que se invertían, en igualdad de condiciones para el sector público y el sector privado. Ello no se regía por el pacto que había dado origen a la Concertación de 17 partidos, pero aparecía dictado por la necesidad; sin embargo, a la larga implicó que la cura fuera tan mala como la enfermedad. En la educación superior la realidad es relativamente distinta, pero igualmente está marcada por el crecimiento exponencial del sistema privado en desmedro del público.


Pero, cómo entender que la Concertación haya hecho algo tan distinto de lo que fue la construcción histórica de sus fuerzas fundadoras, que también habían extendido la cobertura educativa en los 60 y 70, pero con sentido republicano al hacerlo bajo el marco de la igualdad de derechos políticos y sociales. Por el contrario, en los últimos 20 años se ha hecho como una ampliación de los derechos en cuanto consumidor.

Creemos que para entender este cambio es necesario plantearse al actual sistema electoral (política de los acuerdos) como la construcción de un bloque histórico en que se unieron las 2 fuerzas antagónicas en el campo de la educación, que marcaron el Siglo XIX (liberales y conservadores) y expropiaron la participación social, de la discusión respecto a los fines que ella tiene y el modo, en que por tanto, estos se implementan. El conservadurismo católico y su defensa de la libertad educacional frente al Estado y el liberalismo, que la veía como factor de modernización necesaria para la formación de un Estado Nación, lograron conciliarse gracias a la LOCE que limitaba el rol del Estado como garante del derecho a la educación, convirtiéndolo en mero financista de un sistema de subsidios (voucher). Esto implicó que el Estado aumentara sus niveles de inversión desde el magro 11% del presupuesto el año 90 hasta un poco más del 20% al final del actual Gobierno. Sin embargo, en la actualidad todavía casi la mitad de la inversión en educación la hacen las familias (sobre el 3% de un total de 7% del PIB en esta área).

Desde el año 1990 (Lagos) la educación fue perdiendo su sentido público, a tal punto que el mismo Ministerio de Educación borró esta palabra de su nombre. En este etapa se marcó la línea de lo que serían las grandes transformaciones de las 2 décadas siguientes. Por una parte una primacía de lo técnico por sobre lo político, como fundamento de las reformas. Por otra, relación clientelar con los grupos de poder gremial, como forma de limitar los conflictos en el área. La implementación del estatuto docente sólo para los profesores que ejercían en el ámbito municipal facilitó esto último. Pero a medida que esta educación ha disminuido su matrícula, ha significado que el ejercicio de los docentes que trabajan en el ámbito particular y que se rigen por el Código del Trabajo, empeoren sus condiciones de vida y ejercicio laboral. Esto ha redundado en que la carrera docente tenga escaso atractivo para las nuevas generaciones. Las políticas clientelares han generado la identificación entre educación pública y crisis constante del sistema, lo que ha producido un traspaso de estudiantes hacia la educación particular subvencionada, la que ha crecido más de un 60% en los últimos 20 años, pasando de 2600 a más de 4000 colegios.

La primacía del enfoque técnico ha significado que sistemáticamente se privilegien soluciones que consideran fundamentalmente variables econométricas para su evaluación. Así, la mayor inyección de recursos desde el año 90 a la fecha le ha permitido al sector particular subvencionado mantener la selección como base de su mejor desempeño en las mediciones estandarizadas. Esto fue posible gracias al informe Brunner el año 1994. En dicha comisión de técnicos se propuso una reforma centrada en lo curricular. En ella se amplió el horario lectivo mediante la JEC, se establecieron Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos guiados por un modelo constructivista individual, se privilegió el desarrollo de proyectos educativos propios, se eliminó asignaturas consideradas inútiles, se desarrolló la infraestructura adecuándola a un modelo de sociedad del primer mundo, etc.; junto a la mayor inyección de recursos por parte del Estado, sin considerar un cambio en las condiciones sociales o políticas de quienes participaban del sistema. De este modo se posibilitó una expropiación política de los actores sociales en beneficio de los empresarios de la educación (representados, por ejemplo, en las ministras Jiménez y Aylwin).

Por ello, la misma noche en que Piñera ganó, el senador Longueira señaló que en políticas educativas el futuro Gobierno se iba a dedicar a implementar el acuerdo alcanzado por las élites de los partidos de la Concertación y la derecha el año 2007. Esto implica que luego de 20 años de gobiernos concertacionistas los pilares estructurales heredados de la Dictadura y que han llevado a la situación actual, se mantengan en sus líneas centrales.

OPECH

domingo, 3 de octubre de 2010

Denuncian que Ministro Mañalich amenazó a huelguistas mapuche en Victoria

La pagina oficial de la Comunidad Autonoma de Temucuicui, la tarde de este sábado sorprendió con una espantosa denuncia que por supuesto, no fue emitida por ningún otro medio de comunicación del empresariado, en la web se aseguraba que el Ministro Jaime Mañalich, encargado de la cartera de Salud del gobierno de Piñera, había amenazado a los presos mapuche que aun siguen en huelga.

El ministro concurrió la tarde del sábado a las dependencias del Hospital de Victoria, donde se encuentran internados seis presos mapuche de la cárcel de Angol que hasta el momento permanecen en huelga de hambre en dicho recinto hospitalario. La visita del ministro se enmarca dentro de la jugada mediática que viene haciendo el gobierno hace algún tiempo atrás donde el ministro de salud cada cierto tiempo ha estado visitando a los huelguistas para "conocer su estado".

Intentó hablar con los comuneros pero al ver que no desistían en dejar la movilización y "siguiendo con la presion que el gobierno está trabajando para bajar la huelga, les amenazó señalando que 'daría la orden para que los retornasen a la cárcel de Angol y ahí los dejaría morir.'"


Tras dicha amenaza, se produjo un altercado verbal y Mañalich se retiró sin terminar la evaluación de todos los presos. En los momentos en los que se publicó la noticia el ministro ya se habría encontrado viajando en dirección a la cárcel de Angol para intentar lograr que la totalidad de los presos mapuche bajaran su movilización.

Los comuneros manifestaron que mantendrán su huelga con carácter indefinido hasta que no se retire la figura de los 'testigos protegidos' de las imputaciones que se les realizan a los mapuche, ya que solo un testigo protegido mantiene en este momento a mas de una veintena de comuneros encarcelados en la región.

Isaac Gajardo (c)

sábado, 2 de octubre de 2010

Empleado del mes: Ximena Ossandón

Es necesario destacar a una mujer que cree que las utopías son posibles, soñadora de un mundo ideal, inconformista y radical en sus propuestas. Me refiero a Ximena Ossandón, la vicepresidenta de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI).


Hace un par de años, en las pasadas elecciones a alcalde, impactó a la ciudadanía con su singular visión de la sociedad idílica. En ese entonces, la candidata por la comuna de Lo Barnechea apostaba por la unión entre los millonarios de La Dehesa y los pobladores del Cerro 18. Para ella, la desigualdad social era una situación para sacar provecho, la gente sin plata debía vivir en retroalimentación con quienes por sus desproporcionados recursos necesitaban de múltiples servicios para cubrir sus despliegues. Nanas, jardineros, choferes, peluqueras, guardias, empaquetadores, son los oficios que darían trabajo a todos los más pobres de la comuna, logrando el milagro y el ejemplo para todo el país.
En sus palabras “compartiendo lo que tienen que compartir”. Que lindo es convertir la desigualdad en algo bueno, un milagro del dios Opus Dei evidentemente. Ni siquiera su adoctrinado electorado pudo comprender su visión revolucionaria y finalmente no fue electa alcaldesa. Pero la vida da revanchas. Llegó al cargo que se le asignó en nuestro gobierno de profesionales de excelencia, con la estatua de una virgen para instalar en la fachada de la entidad gubernamental que dirige. ¿Qué importa el estado laico? Ella es una mujer de convicciones, por no decir fundamentalista. Si no le va bien, al menos debería lograr una beatificación. Sus dichos y acciones son de una tolerancia ejemplificadora. Declaró que su institución, la cual acoge a los niños más pobres del país, no estaba disponible para albergar a hijos de madres que se iban a carretear en vez de cuidarlos. Aunque seguramente la mayoría de ellas estaría rompiéndose el lomo, luego de viajar horas en micro, para trapear el piso de sus amigas mientras éstas compran en el Shopping La Dehesa. Así es Ximena, una mujer al servicio de los pobres, pero con las distancias bien marcadas. El dato final: La casó Karadima y tiene 9 hijos, fogosa coincidencia que se suele dar en las lomas de Los Trapenses, hábitat de acérrimos católicos millonarios.