sábado, 18 de diciembre de 2010

ATENCION: La reforma callampa de Lavín aprobará en el congreso

"Uuuy!, es que Lavín no quería que le gritaran cosas feas"
Mas preocupados que antes tenenemos que escribir hoy, porque durante la semana que acaba de pasar comenzó oficialmente la discusión de la gran reforma revolucionaria de Piñera, Lavín y sus secuaces que no saben leer los documentos de la OCDE. Este miércoles 15 se realizó una sesión especial en la Cámara de Diputados, en donde se suponía que el Ministro Lavín debía responder consultas de los parlamentarios y éstos, ingresar una serie de indicaciones que le tienen al proyecto (obviamente la mayor cantidad de indicaciones son presentadas por la DesConcertación).

La sesión durante el miércoles 15 fue bastante corta y se interrumpió de forma bastante repentina, pues el Ministro Lavín decidió retirarse sorpresivamente de la sala. Luego, sus cercanos y los mismos parlamentarios explicarían esta situación, diciendo que el retiro del ministro se debió a que “no quería seguir escuchando los gritos de las tribunas”. Al momento de enterarme de eso, después de una carcajada solo nos surgió un ruido: “UUUUY!”

El diputado Fidel Espinoza (PS) explicó que esta situación nunca había sucedido desde la reapertura del Congreso Nacional tras la dictadura. “Aquí el señor ministro no sólo no fue capaz de responder a las interrogantes que le hemos hecho los diputados, sino que al momento de ser requerido, se retira de la sala y dice que no va a intervenir. Es una falta de respeto a los 120 diputados, pero por sobre todas las cosas, es una falta de respeto al país, a los miles de profesores de todo Chile”, señaló. El Presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, calificó como “lamentable” la acción del ministro de Educación, pues “destruye la aspiración legítima de la sociedad y los sectores vinculados a la educación para manifestar y conocer los verdaderos alcances del proyecto legislativo enviado por el gobierno.”

Entre esa patética sesión donde las autoridades del “gobierno de excelencia” demuestran nuevamente su ‘mamonería’, se realizaron 47 indicaciones al proyecto, las que debieran haber sido trabajadas dentro de ese mismo día y el jueves 16, el problema es que los mismos diputados de la Alianza decidieron nos discutir ninguna de las indicaciones en particular, solo votarlas todas juntas, negándose a analizarlas y rechazando la totalidad de las indicaciones de la Concertación. Este lunes 20 el proyecto estaría pasando nuevamente por la Comisión de Educación de la Cámara y ya estaría listo para que sea votada la opción de discutir el proyecto en la Sala, de aprobarse esta moción en la comisión de educación, el martes ya se estaría discutiendo el proyecto en la sala, para ser votado durante el miércoles en la tarde.

Lo que mas nos revuelve el estomago, es darnos cuenta de la cobardía de algunos diputados concertacionistas, los que aun no reconocen que fueron escogidos para estar de lado de la ciudadanía y no de los intereses de las grandes empresas y de un gobierno que no escucha a la gente. El ejemplo concreto es lo que ocurrió con la aprobación del reajuste de 4,2% para los empleados fiscales y la “correteada” de los des-honorables diputados, en su mayoría del Partido Socialista, representados por Osvaldo Andrade, su oligárquico y aristocrático presidente quien declaró que iba a votar en contra del reajuste y al final se arrancó y salió de la sala y no votó, después declararía que “estuve en la sala, intervine, fui el último de los parlamentarios en intervenir y voté la totalidad del proyecto, excepto el artículo primero. Lo voté favorablemente, así como lo aprobó el conjunto de la sala, porque ahí fue unánime. Y respecto al artículo uno, que estableció el reajuste, no lo voté y me salí de la sala” después de esto, una mentira, “me lo pidieron los trabajadores y sus dirigentes”. Por lo menos este entró, otros no se dignaron ni a entrar a la sala a votar. Simplemente cobardía, nada mas. ¿Qué nos asegura que ahora no pase lo mismo?

Finalmente, solo nos gustaría hacer referencia a las declaraciones del Presidente del Colegio de Profesores, don Jaime Gajardo, quien declaró en medio del llamado a Paro Nacional para el miércoles 22 de diciembre, que “no se ha querido negociar con los actores fundamentales de la educación, ni con los partidos políticos. Aquí se ha querido instalar una ley sea como sea”. Solo creemos que Jaime Gajardo y la ciudadanía chilena debe entender cómo está funcionando hoy en día el sistema policito chileno con una Concertación acobardada y alejada de la ciudadanía y con una derecha que solo vela por los intereses del mercado y su ideología neoliberal.

Deben entender que con la educación no se puede “transar”, ni menos amparándose en partidos políticos que han demostrado su ineficiencia para representar los intereses de la ciudadanía. Lo que hay que hacer acá es bajar esa falsa reforma y gestar un movimiento social que acabe de una vez por todas con una educación que se día a día se sigue mercantilizando.

Por Isaac Gajardo (1) y Freddy Fuentes (2)

(1) Isaac Gajardo: ex presidente del Centro de Alumnos del Liceo de Aplicación, escritor del blog Esopino (http://www.esopino.cl.tc/). Twitter: @esopino
(2) Freddy Fuentes: actual presidente del Centro de Alumnos del Liceo de Aplicación. Twitter: @frediberto