viernes, 7 de enero de 2011

Las mamonerías de Lavín y el miedo al dialogo del Gobierno

En Esopino hemos estado analizando permanentemente las aberraciones que contiene lo que hemos denominado como la “reforma callampa” (#ReformaCallampa) de Piñera y Lavín, pero nunca se nos había pasado por la mente plantear nuestras dudas sobre las estrategias legislativas que esta llevando a cabo el gobierno para poder aprobar esta ley antes de marzo, sin entregar alguna oportunidad a los actores involucrados dentro del proceso educativo para que se sumen al debate. ¿Por qué tanto apuro en que se apruebe esto a más tardar los primeros días de febrero?

El ministro Lavín, tras participar este miércoles en la primera sesión de la Comisión de Educación del Senado para discutir la reforma educacional, le dio un ultimátum a la Concertación para que defina su postura frente a este proyecto y de no llegarse a acuerdo antes del 11 de enero, el gobierno aplicaría todos sus recursos legislativos y mediáticos para aprobar esta ley a mas tardar la primera semana de febrero. Cabe recordar que el gobierno junto a los parlamentarios de la alianza han implementado una extraña estrategia legislativa, que consiste en ponerle suma urgencia y urgencia a la discusión y luego quitársela, de esta forma han ido confundiendo a la opinión publica y han aprovechado la confusión para convencer a parlamentarios concertacionistas, principalmente Demócrata Cristianos, para que aprueben la ley o por lo menos se abstengan.

Como lo informaba en el post anterior junto al presidente del Centro de Alumnos del Liceo de Aplicación, el ministro Lavín ya demostró su mamonería en la Cámara cuando se retiró de una sesión especial solo porque no quería escuchar lo que gritaban las personas desde las tribunas. Justificando los gritos, por este lado decimos que esas son las únicas oportunidades que están teniendo los actores de la educación para hacerse oír, ya que aunque en el discurso el ministro diga que están escuchando a toda la sociedad chilena, verdaderamente esta reforma ha sido elaborada solamente por un grupo, por esos que como digo siempre, quieren cambiar la educación desde su escritorio.

Tanta confusión, tanta estrategia y tanto interés por no discutir del tema con los principales actores involucrados llama bastante la atención, pero el terrateniente Senador UDI de la sexta región, Andres Chadwick, fue el encargado se seguir formulando advertencias a los parlamentarios de la Concertación:
Está la posibilidad de solicitar al gobierno que imprima discusión inmediata al proyecto en el evento de que la oposición no selle un acuerdo con Lavín. Así, podría despacharse en enero o los primeros días de febrero. El objetivo es evitar cualquier riesgo de comenzar el año escolar 2011 con un posible paro de profesores que empañe el primer aniversario del gobierno.

"Si es necesario, los senadores de la Coalición estamos dispuestos a trabajar en febrero para que el proyecto esté listo y despachado para implementarse en marzo. Por eso, el tiempo de los acuerdos es ahora, no tiene más plazo que el próximo martes. De lo contrario, cada uno tendrá que asumir sus responsabilidades", dijo Chadwick.
(La Tercera)
Eso demuestra cada vez mas mamonería, ya no solo del ministro Lavín, sino que del gobierno entero, de no dar pie para que la ciudadanía manifieste su descontento contra este proyecto y no solo eso, demuestra un miedo tremendo que le tiene el gobierno a establecer un dialogo verdadero con el movimiento por la educación y así construir una reforma que salga desde la sociedad.

Cuando leímos sobre el amenazante “ultimátum” del Lavín a la Concertación, nos fuimos en ‘la filosófica’ meditando qué esta haciendo la Concertación en estos momentos, para que siendo mayoría en el Congreso un ministro pueda venir y dar un ultimátum. Ante esto, me llama profundamente la atención la referencia que hace mi querido amante amigo Freddy Fuentes, presidente del Centro de Alumnos del Liceo de Aplicación, quien critica a la oposición de manera siempre asertiva, como siempre lo hemos hecho desde esa trinchera
"Muestran una cara a la ciudadanía, pero en el congreso pactan con la derecha. No queremos ver nuevamente la foto con todos los políticos de la mano y si lo vemos, que es lo mas probable, nos demostrarían que el no ser gobierno no les ha enseñado nada y le siguen dando la espalda a la ciudadanía".
El debate continúa la próxima semana y se espera la inminente aprobación de una reforma que definitivamente no le hace un bien a la educación chilena.

Isaac Gajardo ©