domingo, 16 de enero de 2011

Los periodistas santiaguinos y el conflicto en Magallanes



El conflicto que se está produciendo por el alza del gas en Magallanes ha traído diversos conflictos al gobierno, pero también ha traído varios dividendos. Primero el gobierno impuso un 16% de alza, frente a lo que los magallánicos reaccionaron automáticamente, paralizando la región completamente. Hoy, cuando ya han pasado varios días de paralización total, el gobierno ha decidido comenzar a “transar” con los ciudadanos, pero mientras supuestamente impulsan el dialogo por sobre todo, comienzan a notarse las estrategias del gobierno y el empresariado para frenar la avanzada ciudadana y comenzar a fraccionar este movimiento.

Lo que ocurre en Magallanes ha alcanzado incluso ribetes internacionales. En base a eso mismo la prensa chilena no ha podido evitar cubrir estos hechos y utilizando la misma lógica que utilizan con todos los movimientos sociales. No se hizo esperar la llegada de los típicos “enviados especiales” de los canales santiaguinos pero junto con ellos llega la estrategia fascista del empresariado y el gobierno para dividir al movimiento.

Al igual como ocurre todos los años con las vocerías del movimiento estudiantil o como ocurrió con la huelga de hambre de los comuneros mapuche el año recién pasado, la prensa es uno de los principales factores de división y ahí entran los periodistas santiaguinos, con mucha más experiencia en este tipo de conflictos sociales. Saben hacer muy bien su trabajo, saben muy bien como echar a correr rumores sin fundamento y convertirlos en noticias con algo de fundamento. ¿A caso creen que la pregunta “¿es verdad que la dirigencia está dividida?” es una pregunta que escuchamos por primera vez? Lamentablemente no. Eso muchas veces es infundado, es una gran mentira, pero va comenzando a crear división dentro del movimiento, ya que la sociedad chilena comienza a pensar que lo que le dice el ‘enviado especial’ desde la zona es verdad.

Al final ese tipo de invenciones solo funcionan a favor del gobierno y los empresarios que están en medio de las “mesas de diálogo”. Son los medios de comunicación, el gobierno y los empresarios, contra los ciudadanos organizados y movilizados ¿Quién ganara en este juego de poder?

Por otro lado, la rebaja del 16% al 3% solo ha demostrado que el gobierno sigue obstinado con subir el gas a los magallánicos por un tema netamente político. Sí, los traidores de la CPC de Magallanes han llamado a desistir de la movilización y bajar el paro ya que las pérdidas para el turismo y los empresarios han sido muchas en estos días de paro y además, han “acusado” a la Asamblea Ciudadana de Magallanes de poner este conflicto en una visión política. Pues bien, creo que si antes era un conflicto social, hoy se torna en un conflicto que envuelve solamente poder político, hoy es el gobierno que no quiere demostrar que un movimiento social puede doblar su mano y es un movimiento social que no puede ceder ante un gobierno que cree que esto es solo una lucha de poder. Un gobierno que cree que los mismos ciudadanos que los pusieron en el poder son sus enemigos, es un gobierno que le ha dado la espalda no solo a la región, sino que al país.

¿A caso creen que el gobierno, después de haberse bajado del 16% al 3%, no podría bajarse del 3% al 0%? Pues la respuesta sin pensarlo mucho, debiera ser positiva. Si el gobierno quisiera desistir del alza del gas a Magallanes, lo puede hacer, pero no quiere por un tema meramente político. Los patrones del gobierno saben como tratar con los sindicatos y los movimientos sociales: dividir, extender el dialogo, y dejar que las cosas se vayan fraccionando.
Update: En otro aspecto, creo que esto nos ha demostrado también que la ENAP no puede seguir subsidiando el gas de una región entera. La Concertación obligó a la ENAP a ser ellos los que financiaran el subsidio del gas a la región de Magallanes y por ese motivo hoy la ENAP se encuentra reducida y con una seria crisis económica. El gobierno y la misma ciudadanía, deben entender que la ENAP es solo una empresa del Estado y el que debe subsidiar a la región debe ser el Estado, no una empresa del Estado.
Finalmente, el llamado es a los magallánicos, a que no se dejen influenciar por los medios de comunicación santiaguinos que solo buscan dividirlos. La visión de división que pretenden crear es solo lo que a ellos, a los empresarios y al gobierno les gustaría ver. Ante eso, solo queda decir: "CUANDO EL MENTIROSO 'GOBIERNA', EL PUEBLO LUCHA ¡FUERZA MAGALLANES!"

Isaac Gajardo ©