martes, 24 de mayo de 2011

¡A manifestarse! ¿Por el Parque O’Higgins?


Es extraño encender el televisor y ver Zalaquet acompañado del mini-mí de Hinzpeter, el ex fiscal Peña. Más que extraño, debo confesar que es un poco chocante, pero es así, porque este martes (hoy) el Ministerio del Interior y la Alcaldía de Santiago interpusieron una querella contra quienes resulten responsables de los graaaandes disturbios supuestamente ocurridos en la histórica marcha del viernes 20 de mayo y que a la prensa oficial le gusta tanto mostrar en todo momento, entregando titulares como “fuertes disturbios se produjeron en masiva protesta”. Sería interesante analizar ese tipo de titulares que anteponen disturbios causados por menos de un centenar de personas, a una marcha completamente pacifica de más de 70 mil personas.

Por su parte, el Intendente de Santiago se sumó a la petición de Zalaquet y al discurso terrorífico que han demostrado los partidos de la Alianza y que Piñera, siguiendo esos mismos pasos, terminó tratando a todos los manifestantes de violentistas y vándalos en el pasado discurso del 21 de mayo. OMG! ¿Nueva forma de gobernar? Se parece más a la vieja, ya que en la dictadura militar es donde se trataba a cualquiera que tuviera ideas diferentes como terrorista, vándalo o violentista. Piñera tiene que entender que hoy estamos en una pseudo democracia, en donde gobiernan para las grandes transnacionales y grupos empresariales y no puede darse el lujo de decir ese tipo de cosas en su tan repetido y desgastado concepto de “Estado de Derecho”.

Toda la vocería de esta nueva derecha que se parece cada vez más a la antigua, ha dicho que no pueden seguir soportando que los descontentos nos tomemos la calle. El gobierno (Concertación y Alianza) teme, los acomodados comienzan a demostrar su temor.

En esa misma línea, Zalaquet junto con el Intendente han dado dos tips para los organizadores de una nueva movilización convocada para este viernes 27 de mayo a las 19.30 hrs en la Plaza Italia, que hace pocas horas ha cambiado para el sabado 28 de mayo a las 15 hrs en Plaza Italia. El primero habla de que Zalaquet no está de acuerdo con autorizar marchas en las tardes, por eso sería mejor hacerlas en el día para que Carabineros pudiera reprimir mejor. El segundo tip entregado esta vez por el Intendente, dice que lo único que autorizaran ahora son, nótese, “marchas por el Parque O’Higgins”. Nonono, no se ría, no sea burlesco! El intendente acompañado de un equipo interdisciplinario de científicos, han ideado una fórmula para marchar adentro de un terreno cerrado como es el Parque O’Higgins. Este gobierno no se quedó tranquilo después de hacer público el estudio express de Hinzpeter sobre las lacrimógenas, ahora ha decidido idear nuevas formulas inteligentes de marchar por un espacio cerrado. Cómo se nota que estas personas nunca en sus vidas asistieron a una marcha!

La movilización apunta al descontento con el actuar de una “clase política” que se ha acomodado en el poder y que es necesario comenzar a desestabilizar para pedir más democracia, por eso mismo el significado de marchar POR LA ALAMEDA hacia el Palacio de La Moneda, centro del poder político en Santiago. La ciudadanía se comienza a dar cuenta de que se necesitan cambios mucho más profundos para que cosas como la aprobación de Hidroaysen no se vuelvan a repetir nunca más. Se necesita que la ciudadanía misma tome un rol fundamental en la toma de decisiones, que haya una verdadera democracia, que no solo se trate de votar cada cierta cantidad de tiempo, sino que de participar dentro de los procesos de toma de decisiones a través de una nueva institucionalidad verdaderamente democrática.

Lo demostramos el viernes, somos mayoría y todos juntos podemos abrir la Alameda pacíficamente. Debemos aprender a controlar a las personas que se sirven de manifestaciones con carácter pacífico para llamar a la violencia, porque eso es lo que quiere la prensa oficial que obviamente no nos acompaña y defiende a ‘los acomodados’, pero pese a todo esto, no podemos renunciar a nuestro legitimo derecho de marchar pacíficamente por la Alameda, no por menos de cien personas que provocan algunos desordenes, miles dejaremos de ocupar nuestro derecho de marchar por la Alameda y de hacer saber a todo el poder político que estamos descontentos, descontentos con su actuar, descontentos con su falsa democracia.

Isaac Gajardo ©