miércoles, 20 de febrero de 2013

[Empleado del Mes] Juan Emilio Cheyre: De la Caravana de la Muerte al Servel



Juan Emilio Cheyre

Hace bastante tiempo que quería volver a escribir para este cuchitril, pero no pensaba que volvería con una de las secciones estrella de los buenos tiempos de este blog. Hablo del “Empleado del Mes” (léase con voz de fanfarria). Aunque pensándolo un poco, si quitamos la fanfarria, esta sección ha tenido solo una exponente, pero era “de aquellas”. Nada menos que Ximena Ossandón y su utopía de la mujer trabajadora y “abnegada” al más puro estilo delmedioevo. Ahora reeditamos esta versión del empleado del mes y les presentamos un caso un poco más preocupante: el de Juan Emilio Cheyre, el cómplice de la dictadura, parte de la Caravana de la Muerte, que fue fielmente premiado por la Concertación (Lagos y Bachelet) y que después de toda esa oscura historia, llega, con la venia de todas las “instituciones democráticas”, con acuerdo unánime en el parlamento y con felicitaciones del ejecutivo, a la dirigencia del Servicio Electoral (Servel). ¿Contradictorio? Sí. Siempre es contradictorio ver cómo los que asesinaron, torturaron, defendieron la tiranía de Pinochet, hoy entregan clases de tolerancia y democracia a las nuevas generaciones.

Este lunes asumió como presidente delConsejo Directivo del nuevo Servel el que ya ostenta nuestro premio delempleado del mes y con tan pocos días, su pasado ya lo condena: es, para muchos que conocemos su pasado, el rostro del olvido, de esa alegría engañosa que trajo la Concertación al asumir el mando del legado de Pinochet. La alegría que significaba olvido, que disfrazó a los torturadores y asesinos, de demócratas y académicos. Dentro de esos personajes que fueron premiados por la alegría concertacionista se encuentra Juan Emilio Cheyre, que en su nuevo cargo se encargará, junto con su Consejo Directivo, de “hacer funcionar” la democracia chilena, cumpliendo labores como “designar a los miembros de las juntas electorales, velar por el cumplimiento de las normas aplicables por la entidad y aprobar, designar y supervisar al nuevo director y subdirector del Servel”. Así, su rol es fundamental dentro del proceso de nuestra democracia protegida.

Lo llamativo es que a Cheyre su pasado lo condena, por lo mismo, vamos al pasado para ver qué es lo que hace que su nombramiento en uno de los organismos que hace funcionar el sistema electoral, sea una contradicción grave que demuestra las falencias del modelo y nos hace recordar el pasado no superado, lleno de injusticias y omisiones por parte de las autoridades de la alegría.

               - Documentos y declaraciones de los mismos acusados de Violaciones a los Derechos Humanos, sindican la participación de Cheyre en varios actos de desaparición de cuerpos en 1978, además de acciones en medio de la conocida cruzada exterminadora realizada en esos años por la dictadura, más conocida como la Caravana de la Muerte. Acá, varios relatos mencionan al ahora presidente del Servel, como uno de los que “coordinó estas operaciones”, en conjunto con el subdirector de la CNI, Fernando Arancibia Reyes, hermano de un reconocido ex almirante y rostro de laUDI: Jorge Arancibia. También está citado como "inculpado" en la muerte de dos menores de 8 y 9 años en 1973, en Coquimbo; de ser el que daba los “tiros de gracia” a los fusilados que quedaban vivos y de ser el número dos del regimiento de Arica, en donde se cometieron variados asesinatos y torturas. ¿Será que todos los que lo mencionan en sus declaraciones juradas están locos e inventaron la participación de Cheyre en esos hechos? ¿o será que él, junto a toda la influencia política y judicial de la Concertación y la Alianza unidas, se han encargado de blanquear su imagen a lo largo del tiempo? Pero eso no es todo, hay más cosas que demuestran su trabajo constante administrando la dictadura.
                - En 1981, Cheyre fue enviado a Sudáfrica a proseguir estudios. Sudáfrica vivía el apartheid y la brutal represión a la población negra. Las relaciones con Chile eran óptimas y la nación africana facilitaba a oficiales chilenos y agentes de servicios represivos, preparación y cobertura para actividades secretas. No pocos agentes de la DINA y CNI se "especializaron" allá.
                 - En 1985, Cheyre se negó a entregarle a un juez la lista de oficiales asignados a la CNI. El juez investigaba el asesinato de Paulina Aguirre Tobar (MIR), lo que queda consignado en documentos emanados por el mismo poder judicial, que aun estando intervenido en esa época por la dictadura, nos deja vestigios de las jugadas del ex Comandante en Jefe del ejercito entre el 2002 y 2006.
                - Fue designado por Pinochet, en 1987, como Intendente de Atacama, cargo de confianza del dictador. También estuvo al mando de unidades militares como los regimientos de Rancagua y Copiapó. Siendo Intendente, se lo menciona como encubridor de torturas, al menos en 1988. Y en plena época de propaganda para el plebiscito, Cheyre diría: "El triunfo del SI debiera ser una constante en todos los sectores. (...) Una victoria del NO es una hipótesis no factible. Los chilenos no somos locos".

Pero la alegría llegó y en la década del 90 fue nombrado como agregado militar en España (donde se desarrollaba al proceso judicial contra Pinochet) y en diciembre de 2000 pasó al Estado Mayor. Como delegado de Ricardo Izurieta, Comandante en Jefe del Ejército en ese tiempo, permaneció en Londres durante el juicio a Pinochet, asumiendo "el control de permanente monitoreo de la salud de Pinochet". Luego, el mismo Cheyre, es nombrado por Ricardo Lagos Escobar como Comandante en Jefe del Ejercito, entre los periodos 2002 a 2006. Así, lo podemos ver -en la foto- cercado por la ex presidenta Michelle Bachelet, Ricardo Lagos (presidente de ese momento) y sí, José Miguel Insulza, "El Panzer", actual presidente de la Organización de Estados Américanos (OEA) ¿No suena contradictorio? El interés de la Concertación por blanquear la imagen del militar, llegaría incluso a que la muda Bachelet, el 2002, entregara públicamente su apoyo al Comandante en Jefe:

"Lo primero que quiero señalar, y ya lo he hecho, y no voy a hacer más comentarios, es que nosotros respaldamos en todo momento al comandante en jefe del Ejército", dijo la ministra Bachelet.


Finalmente, si bien es cierto que Cheyre carga con un curruculum que a simple vista sería hermoso y perfecto, también oculta un pasado que no se puede blanquear, ya que por más que algunos lo quieran ocultar, claramente participó de la dictadura cívico-militar que masacró a miles de chilenos y chilenas entre 1973 y 1990 y que luego, con la alegría que llegó, solo vino el olvido y la injusticia, que aun siguen sintiendo todas las víctimas y sus familiares. No nos podríamos imaginar siquiera, lo que sienten los miles de torturados, familiares de detenidos desaparecidos y víctimas de la dictadura, al ver cómo los mismos que participaron del régimen liderado por Pinochet, hoy administran su legado, blanqueados, disfrazados de demócratas, incluso dando clases de cómo se debe hacer política en esta “democracia”.

Mas antecedentes del prontuario de Cheyre y del blanqueamiento de imagen que realizó la alegría, los puede revisar pinchando aquí.