domingo, 15 de enero de 2012

Carta de recordatorio a Beyer: cumpla con sus promesas

Hablando del Ministro Beyer como el ministro cobarde que no se atreve a hacerse cargo del problema que están viviendo miles de jóvenes que hoy están sufriendo las represalias de los sostenedores de los colegios solamente por haber participado del movimiento estudiantil del pasado año, porque para los que no saben, es un problema que le concierne directamente a él cuando se está pasando por encima del derecho y se está ejerciendo una discriminación arbitraria.Ahora surge un nuevo antecedente que nos hace decirlo con mayor causa, si la clase política está llena de cobardes y mentirosos, en el gobierno se llevan el premio mayor, porque para aprobar la ley especial de subvenciones -que salvó a muchas municipalidades que destinan el dinero de las subvenciones que debieran utilizar en educación a cualquier cosa, como basura, reparaciones menores o incluso actos propagandísticos ahora que se acercan las elecciones- el MINEDUC se comprometió a velar por que no hubieran este tipo de represalias que hoy estamos viendo con los estudiantes secundarios. Acá, una carta de los presidentes de los partidos de la des-concertación recordandole a Beyer que como ministro, tiene que cumplir la palabra empeñada por el gobierno y salir de las faldas de los represores.Carta a ministro de educación

Isaac Gajardo

Lea también:

Beyer, el ministro cobarde

sábado, 14 de enero de 2012

Beyer, el ministro cobarde



Cuando me senté a meditar sobre lo que se nos viene encima este año con la asunción de Harald Beyer como ministro de educación, intentaba buscar una característica que lo resumiera todo para, desde ahí, comenzar a hacer un análisis mas político que nos pudiera situar en lo que verdaderamente se espera de él. Además de ciega y religiosamente defensor del modelo neoliberal y un estadista por excelencia –lo que le ayuda a justificar con estadísticas lo mas injustificado del modelo-, no podía encontrar un calificativo que lo definiera y que verdaderamente nos hiciera reflexionar sobre lo que puede suceder durante el año. Después de tanto pensar, decidí que era mejor esperar a ver qué era lo que iba a hacer el ministrillo en sus primeros días de trabajo y suach! ya tenemos el mejor calificativo que nos ayudará a definir lo que será el trato con el nuevo ministro: cobarde.

Lavín era el ministro que sonreía y apostaba a supuestos consensos, el problema es que esos consensos los pretendía lograr solamente enfocándose a intentar corromper a los voceros del movimiento (y en otros casos a los grupos políticos que los respaldaban), mientras esperaba a que el proceso de movilización se estancara y sin liderazgos, diluirlo fácilmente. Las condiciones generadas durante el año hicieron que la sonrisa del ministro tuviera que ser intervenida con cirugía mayor para poder seguir donde mismo, porque no le funcionó para nada su estrategia. Finalmente terminó arrancando desesperadamente al nuevo ministerio de desarrollo social, dejando ‘el cacho’ al ministro de justicia, Felipito, quien asumió la cartera de educación.

Bulnes como buen abogado, fue el ministro seriote-estratégico, un verdadero Moai –sin ofender a la gente de Rapa Nui- que no se veía afectado frente a nada, incluso cuando lo increparon en esa histórica toma de la sede del Congreso Nacional en Santiago en donde el calificativo exacto para describirlo sería la palabra indiferente (lo digo de primera fuente). Él no sonreía, solo apostaba, como si estuviera en una guerra, al desgaste y al desprestigio mediático del movimiento. A pesar de que naturalmente la estrategia de apostar a la indiferencia para conseguir el desgaste del movimiento fue dando resultados parciales porque es obvio que con el tiempo la movilización tiende a desgastarse, el gobierno salió perdiendo ya que la movilización se extendió por más de 7 meses de forma activa y hoy sigue desarrollándose un proceso de preparación para comenzar con la movilización más fuerte que nunca este 2012. Bulnes tuvo que renunciar debido a que de tanto apostar al desgaste, se terminó desgastando él.

Beyer ha asumido como un connotado estadista que viene a llenar de conceptos mercantiles el proceso educativo y ha sido alabado por sus amigos “expertos en educación” que acostumbran a pasearse por los canales de televisión y a escribir columnas en los diarios de la derecha diciendo cómo se tienen que hacer las cosas, pero siempre hablando sentados desde un escritorio en donde poco conocen de la realidad. El gran problema del nuevo ministro es que ha demostrado su cobardía y poca capacidad de liderazgo al no atreverse a tomar posturas concretas frente a los temas en los que ha existido conflicto durante los últimos días.

Primero fue el tema de la eliminación de la palabra dictadura en los textos de estudio, en donde entregó escuetas declaraciones que solo sirvieron para que nos diéramos cuenta que no quiere perder a sus amigos de la UDI y por lo tanto, no se atreve a opinar sobre un tema en el que como ministro de educación debiera intervenir. Luego ha sido la noticia que sale hace algunos días en donde nos enteramos de la eliminación de la unidad en donde se habla de los derechos indígenas en los textos de cuarto y quinto básico, en donde se le ha preguntado sobre el tema y no ha contestado nada.

La cobardía máxima
Finalmente, lo más complicado es lo que se vive con los miles de estudiantes secundarios a los que se les han cancelado sus matriculas solo por el hecho de haber participado del movimiento estudiantil. Violando todo “Estado de Derecho” –que tanto le gusta manosearlo a la derecha- alcaldes como Pedro Sabat y Cristian Labbé han ordenado las expulsiones, cancelaciones de matriculas e incluso despidos de profesores y asistentes de la educación que han sido partidarios del movimiento. Pasando por encima de los mismos reglamentos internos de los colegios, que con independencia y objetividad son los que debieran decidir si un estudiante sigue o no conforme al reglamento interno de cada establecimiento, autoridades políticas y los mismos directores de los colegios, han intervenido en los procesos y han caducado matriculas por motivos tan tontos como “haber participado de la toma del Ex Congreso Nacional”, como ha sido uno de los motivos por los que estudiantes del Carmela Carvajal se encuentran en esta situación.

Ante este caso el nuevo ministro Beyer se ha escondido tras las faldas de los represores y ha dicho que “no es facultad de nosotros, ya que tenemos que respetar los reglamentos internos de cada colegio”, haciendo alusión a que todas las cancelaciones de matriculas se afirman al respeto a estos reglamentos, siendo que en el ministerio saben que la realidad no es así. Eso es el acto de cobardía más grande que ha cometido y siendo que aun no lleva ni un mes.

Todo esto nos servirá para darnos cuenta cómo será el nuevo juego del ministro Beyer, un juego que se escuda en las cifras y en el mundo “académico” para justificar represión y violencia contra el movimiento estudiantil.

Isaac Gajardo ©

viernes, 6 de enero de 2012

La "Ley Hinzpeter" explicada con manzanitas



Acá les presentamos el resumen de la Ley Anti Tomas, mas conocida en los últimos días como la Ley Hinzpeter. Debemos estar atentos a este tipo de jugadas veraniegas que este gobierno estrategicamente las heredó de la Concertación, en donde en base a la creencia populars que pretende decir que en verano los grupos están desmovilizados, hay que aprovechar para aprobar proyectos que pretenden mejorar las instancias de represión a la protesta (véase también la aprobación de la Ley Penal Juvenil después de la revolución pingüina con la única intención de criminalizar a los menores de edad que se movilizaron).

La Ley Hinzpeter es solo el perfeccionamiento de todo un aparato institucional represivo que desde la dictadura (así se llama) se echó a andar. Acá un pequeño resumen.



miércoles, 4 de enero de 2012

Resultados PSU: los mismos problemas de siempre



No me gusta reconocerlo de esta forma, pero creo que como un acto mas, que muchos miraran como de egocentrismo, tendré que decir: se los dije. En este humilde cuchitril hemos realizado una serie de publicaciones con una análisis de los resultados del Simce y PSU, ademas de esbozar otros factores que inciden en la tan mencionada “brecha educacional”. Esta vez solo me gustaría comentar de manera rápida los resultados de la Prueba de Selección Universitaria o Prueba de Segregación Universitaria, dados a conocer este 3 de enero.

Ya no hay mas que decir, de un año para otro la denominada “brecha educacional” entre colegios públicos y privados no iba a cambiar, y menos cuando el gobierno se niega a hacer los cambios que por años los estudiantes hemos exigido. Con los recientes resultados de la PSU quedó de manifiesto que, aunque se ha estancado, la brecha educacional continua siendo uno de los principales problemas de acceso a la universidad para los jóvenes con menos recursos.

Pongámonos positivos y creámosle al discurso que nos dice que "se han realizado muchos esfuerzos para crear un sistema eficiente y justo de becas y créditos para que todos los jóvenes tengan acceso a la universidad. Aunque por su puesto que hay injusticias que permanecen, se han hecho grandes esfuerzos por intentar disminuir de manera notable la cifra de jóvenes que no entran a la universidad por motivos monetarios", como dijo en su minuto el muerto ex ministro Lavín. Definitivamente de lo que se han olvidado las 'autoridades' es que no basta tan solo con las becas y los créditos para los jóvenes de menos recursos, porque si a estos jóvenes no les da el puntaje suficiente como para postular a una universidad, de nada valdrán los créditos y becas que les proporcione el Estado. Es algo básico.

Ahora, una cifra que de tanto decirla ya me he aprendido de memoria:

Del 40% de estudiantes mas pobres de Chile, el 80% de ellos al rendir la PSU no obtienen mas de 550  puntos, puntaje necesario para obtener algún beneficio del Estado. Si a eso le agregamos los que no obtienen un NEM (promedio de Notas de Enseñanza Media) superior a 5,5 que es otro de los requisitos obligatorios para postular, nos dará una cifra aberrante: casi el 90% de los estudiantes del 40% mas pobre NO PODRÁ INGRESAR A LA UNIVERSIDAD, porque no tienen ni el dinero ni el acceso a becas.
Es una cifra aberrante que solo el 10% del 40% mas pobre pueda acceder realmente a los "beneficios" que otorga el Estado a los mas pobres. Una realidad de la que la clase política no está dispuesta a discutir, menos nuestro nuevo ministro de educación al que tanto le gustan las cifras. No están dispuestos a discutir porque finalmente la brecha "se mantiene" y ellos se muestran felices acomodados en sus puestecitos. ¿Qué dirá Beyer? Selección Natural, lo mas probable, pero la verdad es que solo es discriminación arbitraria por no haber tenido dinero para pagar una mejor educación.


#Becasnoesgratuidad, lo hemos dicho y lo seguiremos diciendo hasta el cansancio. La PSU es y seguirá siendo un hermoso método de segregación económica, social y geográfica.

Isaac Gajardo©