sábado, 14 de enero de 2012

Beyer, el ministro cobarde



Cuando me senté a meditar sobre lo que se nos viene encima este año con la asunción de Harald Beyer como ministro de educación, intentaba buscar una característica que lo resumiera todo para, desde ahí, comenzar a hacer un análisis mas político que nos pudiera situar en lo que verdaderamente se espera de él. Además de ciega y religiosamente defensor del modelo neoliberal y un estadista por excelencia –lo que le ayuda a justificar con estadísticas lo mas injustificado del modelo-, no podía encontrar un calificativo que lo definiera y que verdaderamente nos hiciera reflexionar sobre lo que puede suceder durante el año. Después de tanto pensar, decidí que era mejor esperar a ver qué era lo que iba a hacer el ministrillo en sus primeros días de trabajo y suach! ya tenemos el mejor calificativo que nos ayudará a definir lo que será el trato con el nuevo ministro: cobarde.

Lavín era el ministro que sonreía y apostaba a supuestos consensos, el problema es que esos consensos los pretendía lograr solamente enfocándose a intentar corromper a los voceros del movimiento (y en otros casos a los grupos políticos que los respaldaban), mientras esperaba a que el proceso de movilización se estancara y sin liderazgos, diluirlo fácilmente. Las condiciones generadas durante el año hicieron que la sonrisa del ministro tuviera que ser intervenida con cirugía mayor para poder seguir donde mismo, porque no le funcionó para nada su estrategia. Finalmente terminó arrancando desesperadamente al nuevo ministerio de desarrollo social, dejando ‘el cacho’ al ministro de justicia, Felipito, quien asumió la cartera de educación.

Bulnes como buen abogado, fue el ministro seriote-estratégico, un verdadero Moai –sin ofender a la gente de Rapa Nui- que no se veía afectado frente a nada, incluso cuando lo increparon en esa histórica toma de la sede del Congreso Nacional en Santiago en donde el calificativo exacto para describirlo sería la palabra indiferente (lo digo de primera fuente). Él no sonreía, solo apostaba, como si estuviera en una guerra, al desgaste y al desprestigio mediático del movimiento. A pesar de que naturalmente la estrategia de apostar a la indiferencia para conseguir el desgaste del movimiento fue dando resultados parciales porque es obvio que con el tiempo la movilización tiende a desgastarse, el gobierno salió perdiendo ya que la movilización se extendió por más de 7 meses de forma activa y hoy sigue desarrollándose un proceso de preparación para comenzar con la movilización más fuerte que nunca este 2012. Bulnes tuvo que renunciar debido a que de tanto apostar al desgaste, se terminó desgastando él.

Beyer ha asumido como un connotado estadista que viene a llenar de conceptos mercantiles el proceso educativo y ha sido alabado por sus amigos “expertos en educación” que acostumbran a pasearse por los canales de televisión y a escribir columnas en los diarios de la derecha diciendo cómo se tienen que hacer las cosas, pero siempre hablando sentados desde un escritorio en donde poco conocen de la realidad. El gran problema del nuevo ministro es que ha demostrado su cobardía y poca capacidad de liderazgo al no atreverse a tomar posturas concretas frente a los temas en los que ha existido conflicto durante los últimos días.

Primero fue el tema de la eliminación de la palabra dictadura en los textos de estudio, en donde entregó escuetas declaraciones que solo sirvieron para que nos diéramos cuenta que no quiere perder a sus amigos de la UDI y por lo tanto, no se atreve a opinar sobre un tema en el que como ministro de educación debiera intervenir. Luego ha sido la noticia que sale hace algunos días en donde nos enteramos de la eliminación de la unidad en donde se habla de los derechos indígenas en los textos de cuarto y quinto básico, en donde se le ha preguntado sobre el tema y no ha contestado nada.

La cobardía máxima
Finalmente, lo más complicado es lo que se vive con los miles de estudiantes secundarios a los que se les han cancelado sus matriculas solo por el hecho de haber participado del movimiento estudiantil. Violando todo “Estado de Derecho” –que tanto le gusta manosearlo a la derecha- alcaldes como Pedro Sabat y Cristian Labbé han ordenado las expulsiones, cancelaciones de matriculas e incluso despidos de profesores y asistentes de la educación que han sido partidarios del movimiento. Pasando por encima de los mismos reglamentos internos de los colegios, que con independencia y objetividad son los que debieran decidir si un estudiante sigue o no conforme al reglamento interno de cada establecimiento, autoridades políticas y los mismos directores de los colegios, han intervenido en los procesos y han caducado matriculas por motivos tan tontos como “haber participado de la toma del Ex Congreso Nacional”, como ha sido uno de los motivos por los que estudiantes del Carmela Carvajal se encuentran en esta situación.

Ante este caso el nuevo ministro Beyer se ha escondido tras las faldas de los represores y ha dicho que “no es facultad de nosotros, ya que tenemos que respetar los reglamentos internos de cada colegio”, haciendo alusión a que todas las cancelaciones de matriculas se afirman al respeto a estos reglamentos, siendo que en el ministerio saben que la realidad no es así. Eso es el acto de cobardía más grande que ha cometido y siendo que aun no lleva ni un mes.

Todo esto nos servirá para darnos cuenta cómo será el nuevo juego del ministro Beyer, un juego que se escuda en las cifras y en el mundo “académico” para justificar represión y violencia contra el movimiento estudiantil.

Isaac Gajardo ©

12 comentarios:

  1. Claro que es cobarde, no quiere asumir sus temas, las de su cartera. No quiere finalmente enfrentar a un movimiento, a la ciudadanía. No da explicaciones ni nada. Creo que no esta a la altura y que básicamente es un COBARDE!

    ResponderEliminar
  2. Creo que no lo podía haber dicho mejor... Tengo mucho que decir con respecto a lo que escribes,creo que se tocan dos temas bástante potentes.primero la llegada de este "hermoso caballero" Beyer,que espero que alguna vez HABLE!,mínimo que ju ...stifique las ultimas medidas que ha tomado(cancelación de matrículas,cambios en los textos escolares,etc.),que son bastantes estupidas por decirlo menos y el otro tema que ahora está en la palestra: las cancelaciones de matrículas que en algunos casos pasaron a ser expulsiones por parte de los establecimientos,representando lo que es cobardía máxima por parte de las autoridades del establecimiento al saber que en él hay líderes con pensamiento crítico y que no son los robots que intentaron formar a lo largo que estos 6 ó 4 años.En caso particular creo que no me sorprende la medida tomada por mi establecimiento (ccp),si vemos a su directora como un brazo derecho de Labbé (iba a decir otra frase pero me lo guardo)...

    ResponderEliminar
  3. cada nuevo ministro en la cartera será un fallido intento por desviar la atención del mal manejo que han tenido frente al conflicto (Estudiantes 3-0 Gobierno).
    Beyer no me sorprende, cumple con su misión, pero percibo dos incógnitas, la primera es indagar si podrán seguir estirando el elástico sin dar soluciones efectivas, en tanto que la segunda, a mi entender la más inescrutable, es visualizar cómo procederá la sociedad civil, para no terminar haciéndose el harakiri, y asumir que es responsabilidad "de TODOS" encontrar una salida sin tener que aceptar una negociación que perjudique a la mayoría

    ResponderEliminar
  4. Buen comentario. Bulnes fue un retroceso, con sus mentiras y testarudez.

    ResponderEliminar
  5. Si nos basamos en la actitud y ''opinión'' del Ministro Beyer, entonces, es fácil tildarlo de COBARDE. Y eso es cierto: lo avalan sus propios dichos; los de su círculo (con la reiterada puesta de esperanza en su calidad de experto en educación); Y la personalidad adoptada antes y después de ser ministro. Esto es, el inexistente trabajo en terreno.
    Pues bien, no creo haber dicho algo nuevo. Pero sí atento a esto: En rigor, todo ministro, de cualquier cartera (aquello da lo mismo, ya sabrá porque), desde la llegada violenta, esperada y semiindeseable de la Junta Militar al poder, se les puede timbrar en la frente y en la mano derecha con un timbre rojo dolordeojos con el calificativo de COBARDE...y varios más que suenan unos más ordinarios que otros, pero que son ad hok a su categoría. Porque la Clase política en su conjunto desde la época oscura sólo ha defendido el modelo Neoliberal, nombrando quienes son pobres y dándoles bonos de 10 lucas; y diciendo quien es clase media y rica y por que no, también feliz, felices por consumir cuanto quieren(gracias al bendito crédito).
    No hay ánimos de defender a Beyer. Tampoco de insultarlo: se me gasta la saliva por tanto hacerlo a otros personajes. Pero estimé conveniente hacer este alcance, en vista de esta fastidiosa tendencia...de marcar como ganadores y perdedores con menciones, cuando en realidad debemos mirar más seriamente hacia el pasado, a nuestro alrededor y de una vez hacer la revolución. No jugar a ser el guerrillero que vivió en un Liceo.

    @MalLeche.

    ResponderEliminar
  6. Amigo, dos comentarios.
    Respecto a la forma, creo que la causa estudiantil se ha de ganar por la fuerza de las ideas, y en ese caso este escrito no ayuda mucho. Aunque tu análisis pueda estar correcto en varios puntos, me parece demasiado resentido como para que te compre alguien que no piense igual que tú.
    Respecto al contenido, a mí me parece más grave lo que dices de Beyer en relación a los cambios hechos a la malla curricular de la enseñanza básica. Como servidor público, el ministro debiera saber lo que es el accountability y justificar a la ciudadanía las nuevas políticas bajo su dirección. Si hace algo para nosotros debiera explicarnos por qué.
    Las declaraciones del ministro sobre la cancelación de matrículas no me parecen merecedoras del apelativo que tú le das. En primer lugar, porque en realidad tiene razón, no está dentro de sus facultades, y si las medidas de los alcaldes fueron en contra o no de los reglamentos internos de cada liceo y colegio, no es algo que tenga que ver e investigar él, sería tema de la justicia. Y en segundo lugar, porque emitir un juicio sobre las medidas de Sabat y Labbé habría sido una declaración política. Sólo está cumpliendo con su misión como funcionario de este Gobierno y sus políticas que ya conocemos.
    Me quedo con las impresiones que me dejó su comportamiento respecto a los cambios en la malla curricular, que ese sí es un tema que pasa por su escritorio y por lo tanto le incumbe.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Amigo anónimo... creo que un Ministro de Educación que se sitúe en su cargo DEBE hacerse responsable por la fiscalización del cumplimiento de los reglamentos internos de los establecimientos y por este tipo de situaciones como lo son las cancelaciones de matricula. Para su información la ley establece que son las respectivas provinciales de educación las que tienen que ver el tema si existe una denuncia por error en un debido proceso, luego viene la respectiva secretaría regional y de no solucionarse, el ministerio tiene el DEBER de intervenir para mediar por lo menos en la situación, eso no lo digo yo, usted como funcionario público debiera saberlo, por lo mismo digo que el no pronunciarse o el pronunciarse de la forma en que lo hace es un completo acto de cobardía porque confirma que hay un ministro que no se quiere hacer cargo de los problemas que le competen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "si existe una denuncia...y de no solucionarse.." entonces debe mediar.
      Bueno, en todo caso, eso para mí no es cobardía, sólo actuó acorde a las políticas de este Gobierno, que está muy lejos de facilitarle la vida a los que luchan por la causa estudiantil, ahí tu ves el caso de lo que ha ocurrido con la entrega de becas.
      En ese sentido no es el ministro el que debiera cambiar su actitud, sino el Gobierno en sí. ¿Crees que Beyer seguiría en su cargo si adoptara una postura diferente de la de sus colegas ministros y su jefe Piñera? Tendría que tener las convicciones para cometerse un suicidio político en honor a la causa estudiantil, obviamente no lo habrían elegido si estuviese con los estudiantes.
      Sí encuentro condenable que no dé explicaciones sobre los cambios en los contenidos de historia.

      Mauricio

      Eliminar
  8. Para ser ministro de Educación del gobierno de Piñera hay que ser ingenuo, caradura o tonto; para ser ministro de este gobierno no creo que sea un cobarde, puede ser un valiente tonto, pero no un cobarde. Con un patrón de fundo dirigiendo el país como una empresa rentable, los ministros no son mas que voceros de la política del jefe, subalternos cuya misión es mantener a la tropa en su lugar y conforme con lo que ordena la Moneda.

    Así que sabiendo que no tiene un real poder de "ser ministros", hay que tener espíritu de de sacrificio pues en su puesto no durará mucho mas, sino hasta que las movilizaciones adquieran tal magnitud que sea necesario hacer un nuevo enroque y las negociaciones deban empezar nuevamente de cero.

    ResponderEliminar
  9. Comparto que Beyer mostró cobradía cuando se puso innecesariamente a justificar y dar explicaciones por el cambio del absurdo calificativo de "dictadura" al mas realista históricamente de Regimen o Gobierno Militar, el mismo que puso a Chile ad portas del desarrollo y nos salvó como pais de lo que habría sido una verdadera y sangrienta dictadura, la que planificaba el marxismo para Chile. No tendría por qué haberse justificado por llamar las cosas por su nombre.
    Es tan cobarde como Piñera, que no se atreve a poner en practica las ideas triunfantes de quienes votaron por el, las ideas de derecha, y se muestra incacaz , pese a existir incontables argumentos disponibles, de defender en las palabras al Libre Mercado.

    ResponderEliminar
  10. Yo no lo encuentro para nada cobarde, de hecho ha tenido el criterio de dirigir la accion del Ministerio en beneficio del 98% de colegios y estudiantes que NO ESTUVIERON EN PARO NI EN TOMA en 2011, en lugar vde preocuparse del 2% de tontitos utiles del partido comunista que armaron ruido inutil y estupido durante el mismo año.

    ResponderEliminar
  11. Cobardes son tambien quienes borran comentarios respetuososo que dicen verdades incomodas que no son capaces de soportar, como el autor de este blog hace.

    ResponderEliminar

Haga su aporte a la discusión!