martes, 12 de enero de 2010

Una dividida Derecha


“Este 17 de enero hay solo dos opciones, una Concertación desgastada, ‘derechizada’ y acomodada en el poder o una Derecha dividida, manipuladora y mentirosa.”

En la publicación anterior les comente sobre el desgaste de la coalición de gobierno chilena, que esta vez ha llegado en una profunda decadencia a segunda vuelta, liderada por el ex presidente y ahora nuevamente candidato, Eduardo Frei. Hoy ya no he querido continuar 'haciendo leña del árbol caído', es por eso que he decidido hablar del otro árbol, un árbol que a simple vista si revisamos la prensa nos parecería un árbol fuerte y cohesionado, como diría un querido amigo "como que estuvieran preparados para gobernar", pero en realidad esa es solo la capa externa. En esta publicación analizare la verdad de la coalición de derecha, una dividida derecha.

Hoy en día, los medios de comunicación son controlados por los empresarios, agrupados fundamentalmente en la derecha, es por eso que para ellos resulta extremadamente fácil hacer ofensivas en donde se les mienta a los votantes, demostrando una coalición unida y sin conflictos internos, pero la verdad es otra. Después de las elecciones legislativas del pasado domingo 13 de diciembre, la coalición que quedo mas dividida no es precisamente la Concertación como lo han querido mostrar los derechistas a través de la prensa controlada por ellos mismos, sino que es la misma derecha.

La Coalición por el Cambio, nombre que se le ha dado a la derecha para encubrir sus verdaderos pensamientos en una idea de falso cambio, esta compuesta por Renovación Nacional (RN), partido que se declara de Centro-Derecha y agrupa en su mayoría a los derechistas que supuestamente habrían votado contra el dictador en el plebiscito de 1989, aunque debemos tener en cuenta la realidad que ninguna persona de derecha estuvo ni ha estado nunca contra la dictadura de Pinochet. El otro partido que conforma esta coalición es la Unión Demócrata Independiente (UDI), que de demócrata solo tiene el nombre, ya que junto a su fundador, Jaime Guzmán, apoyaron libremente a la dictadura y hoy justifican y apoyan sus crímenes.

Como ya lo dije anteriormente, la derecha se había mostrado unida en el desarrollo de la campaña del empresario Sebastián Piñera, su candidato presidencial, pero desde el desarrollo de las elecciones del pasado domingo 13 de diciembre, el panorama ha cambiado radicalmente. La UDI sonríe, pero con una cuota de dolor, ya que le ganaron la disputa interna a RN en las elecciones parlamentarias, pero junto con eso perdieron a cuatro figuras emblemáticas, como son Joaquín Lavin, ex candidato presidencial por la derecha; Rodrigo Álvarez; Claudio Alvarado presidente de la bancada de la UDI en el congreso; y Marcelo Forni.

En la propaganda electoral se dijo que la UDI era el "motor del cambio popular" y debemos reconocerlo, la UDI ha logrado llegar a los sectores populares de una manera impresionante, pero ahora pareciera que no solo basta con el motor, sino que el tractor se comienza a desarmar poco a poco porque RN no quiere mantenerse a su lado para siempre.

Renovación Nacional, a través de su candidato presidencial, ha demostrado que ya no quiere mantener la imagen de la derecha absolutamente en la UDI, ya que en la lucha por alcanzar los votos del independiente de izquierda-progresista, Marco Enríquez-Ominami, la estrategia debe ser alejarse lo mas posible de los rostros principales del partido que tiene el mayor vinculo con la dictadura. Y eso es lo que ha hecho Piñera, eso explicaría que los pilares fundamentales de la UDI no hayan conseguido triunfar en las elecciones parlamentarias, pero si lo hayan conseguido personas que siempre permanecieron ante la opinión publica, ligados a la imagen del presidenciable.

La UDI hoy siente que sus pilares fundamentales han sido ninguneados por su mismísimo candidato, es por eso que la coalición se encuentra en un momento de crisis. La UDI sabe que su única forma de continuar ejerciendo presión para dominar al interior del conglomerado será su gran numero de diputados electos, que asciende a la suma de 39.

El diario chileno "The Clinic" analiza las elecciones asegurando que "Las relaciones en la Alianza (la derecha) están con ruido, aunque persista la Música de la fiesta del domingo (13 de diciembre)... La idea, según una fuente de la Alianza, es impregnar la candidatura de rostros nuevos, que nada tengan que ver con los históricos que siempre han provocado las rencillas y así evitar comprarse problemas mayores, aunque según un cercano al comando, Piñera tiene muy claro que necesita de ambos partidos para gobernar... El problema pasa porque, dicen en RN, Piñera no puede salir a buscarlos votos de Marco Enríquez-Ominami con gente tan conservadora como algunos UDIs. Creen que es necesario abrir a los votantes, sobre todo porque creen que el voto popular ya esta conquistado por el empresario..."

Definitivamente en la derecha, agrupada en la Coalición por el Cambio, no se encuentran las cosas tan tranquilas como se muestra en los medios de comunicación que ellos mismos dominan. La derecha ha demostrado que aun sin gobernar, ya están divididos solo con pensarlo. Después de esto solo me imagino como serán si es que desgraciadamente en algún futuro no muy lejano llegaran a gobernar.

Finalmente, a pesar de toda la inversión multimillonaria que puedan hacer los dos conglomerados (la Concertación y la Derecha) para demostrar y hacer creer a las personas que todo esta bien, los votantes ya se comienzan a dar cuenta del desgaste de la coalición de gobierno y la prematura división que existe en la derecha incluso sin antes haber gobernado.

Isaac Gajardo©

*informaciones, consultas, contacto, reclamos, comentarios o lo que sea en www.twitter.com/esopino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Haga su aporte a la discusión!